Copiar enlace

El celular sigue posicionándose como el dispositivo favorito por los consumidores en Chile para realizar, prácticamente, cualquier actividad; y las transacciones online no son la excepción. Durante el primer trimestre del año en curso (2024), el 47 % de los pagos se generaron desde un smartphone, lo que representa un crecimiento en torno a esta tendencia de 29 % en comparación con el año pasado; motivando a las empresas a tener que adaptarse y mejorar sus servicios en línea.

Las transacciones online superan a las presenciales en Chile

De acuerdo a un estudio realizado por Servipag de forma reciente, las transacciones online superan a las presenciales en un porcentaje importante. Tanto es así, que por cada ocho pagos que se realicen, siete son digitales y uno es presencial solamente. Esta evidente preferencia se registró, por primera vez, durante el inicio de la pandemia de coronavirus y se mantiene hasta el día de hoy.

Pero esto no es lo único que encontró la investigación, ya que proporcionó una especie de perfil sobre los consumidores que encabezan este tipo de movimientos:

  • Su edad

Tienen de 34 años de edad en adelante; a diferencia de años anteriores (como el 2022), en los que dominaban los jóvenes.

  • Los rubros en los que más invierten

Los rubros en los que más hacen transacciones online, tanto en la zona sur como en la zona norte de Chile, son: los de telecomunicaciones, autopistas y servicios básicos; como el agua o la luz.

Este tipo de pagos representaban el 110% del PIB al cierre de 2023

El Informe de Sistemas de Pago (ISIP) confirmó, hace algunos meses, que los pagos digitales lograron alcanzar el 110 % del Producto Interno Bruto (PIB) del país al cierre de 2023; por tres factores, principalmente:

  • Chile tiene un mercado altamente conectado, con una notable penetración de Internet.
  • Cuenta con una infraestructura bancaria que supera el promedio de la región.
  • Este tipo de transacciones, además, mejora la experiencia de los usuarios; pues ofrece una forma rápida, conveniente y segura de realizar pagos, que además está disponible las 24 horas del día, los siete días de la semana (24/7).

Sin embargo, es importante destacar que aún quedan algunos desafíos que enfrentar al respecto y que, de esa manera, esta tendencia siga creciendo. Por ejemplo, la más relevante tiene que ver con la seguridad de las transacciones o, más específicamente, con la posibilidad de reducir el riesgo de exposición de información sensible durante el desarrollo de las mismas.

Ante ese panorama, los expertos sugieren la incorporación del peso al sistema CLS y la implementación del estándar ISO 20022, particularmente en el caso de los pagos transfronterizos. Además del uso de protocolos como el 3D-Secure; el cual previene el fraude que se comete en las plataformas online mediante el uso de tarjetas, puesto que demanda del titular una la autenticación de doble factor y una verificación previa sobre su identidad. En otras palabras, realiza tres controles antes de aprobar determinada transacción.

“Los avances normativos y la estandarización son vitales, pero podrían generar cierta fricción, sin embargo, la innovación apunta a simplificar las transacciones, haciéndolas más seguras y menos intrusivas para los usuarios”, coinciden diversos expertos sobre el tema.

Imagen: ChatGPT

Escribir comentario

¡Mantente al día!