Facebooktwitterlinkedin

La pandemia creo dificultades mayores a las que cualquiera pensaría hace un año atrás, empezando por el hecho de continuar con limitaciones de movilidad y todos los desafíos que hemos vivido a lo largo de este periodo que modificó la vida que conocíamos: teletrabajo, educación virtual, digitalización acelerada, etc. Entre tantos afectados están la mayoría de los trabajadores chilenos (como otros) que tuvieron que enfrentar el desempleo, reducciones salariales, desigualdades y la toma de duras decisiones.

Frente esta realidad, el Instituto de Investigación de ADP, compañía global que provee productos, servicios y experiencias para trabajadores, exploró el escenario y presentaron su estudio People at Work 2021: A Global Workforce View. En este revelan datos de las actitudes de los empleados hacia el mundo laboral actual y como la pandemia afectó la vida personal/profesional de trabajadores latinoamericanos: entre estos chilenos, argentinos y brasileños; así como los de Europa, Asia y Norteamérica.

La muestra está compuesta por 32.471 trabajadores en 17 países de 4 continentes; del total 5.726 están ubicados en América Latina (Argentina, Brasil y Chile).

Trabajadores chilenos tomaron decisiones importantes por la pandemia

Dentro de la investigación se destaca que la pandemia impactó en la vida de todos los trabajadores del mundo, en múltiples aspectos, lo que obligó a 63% a elegir entre tomar determinados compromisos.

Entre todos los trabajadores consultados los que se mostraron más afectados fueron los chilenos, incluso superan la media respecto a decisiones difíciles, con casi siete de cada diez encuestados (69%) que tuvo que elegir entre su trabajo y su familia o su trabajo y su salud.

Los trabajadores asumieron más y nuevas responsabilidades

Estas elecciones que muchos trabajadores chilenos y en otras partes del mundo enfrentan, están estrechamente ligadas al aumento de actividades o funciones laborales extras que tuvieron que asumir quienes conservaron sus puestos de trabajo, que algunos siguen desempeñando, siendo esto una fuerte carga que es reconocida o no con bonificaciones.

En lo que corresponde a cargas extras el estudio revela que hombres y mujeres trabajadores estuvieron en igualdad de probabilidad de asumir responsabilidades adicionales por causa de la disminución de empleados que muchas empresas estuvieron obligadas a hacer por la crisis. Mirando el detalle en números: 47% de los hombres y 46% de las mujeres afirmaron que asumieron nuevas tareas como parte de las funciones de su cargo actual y 28% de ambos sexos dicen que tuvieron un nuevo papel por la misma situación de pérdidas de empleo.

Desigualdades salariales en los trabajadores

Relacionado con lo anterior, el estudio señala que estas cargas adicionales que el coronavirus provocó en los trabajadores si bien se mantuvieron equilibradas en asignaciones, por otro lado dejó ver una brecha salarial hacia los trabajadores chilenos, de Brasil y Argentina (América Latina) por causa del género.

ADP

En el escenario general de recompensas, una gran cantidad de trabajadores en el mundo (hombres y mujeres por igual) se vieron afectados y en promedio 68% de los encuestados afirma que le dieron un aumento o bonificación por funciones extras.

Pero las más afectadas, en todas las regiones, son las mujeres con menores probabilidades de tener bonificación. Solo en Asia-Pacífico hay una balanza más equilibrada con 70% de trabajadores de ambos sexos a los que recompensaron por sus labores extra.

«Los trabajadores de ambos sexos se han esforzado al máximo para apoyar a los empresarios que han tenido que recortar puestos de trabajo o reestructurar sus operaciones debido a la pandemia, pero las mujeres se están quedando al margen cuando se trata de ser recompensadas económicamente por sus esfuerzos«, enfatizó Luiz Bernabé, Gerente General de ADP en Argentina, Chile y Perú.

Por último advierte el peligro de desfavorecer a un género porque puede impactar en su sentido de lealtad y dedicación. “Si las mujeres empiezan a sentir que sus esfuerzos se pasan por alto -especialmente en referencia a sus colegas masculinos- esa es una situación que los empleadores querrán evitar.”

Imagen: Depositphotos