Facebooktwitterlinkedin

Google es ese sitio al que acudes siempre que necesitas saber algo, sea lo que sea: Google te lo resuelve. Ampliar información sobre un tema, saber sobre él desde cero, corroborar los datos que te ha proporcionado un amigo, etc.

Para ofrecer esta experiencia de búsqueda, Google creó en 1999 un algoritmo llamado Page Rank. Este sistema, desarrollado por el propio Google, mide la autoridad de una página web, basándose en la cantidad y la calidad de los enlaces y su contenidos. Funciona como un sistema de puntuación para cada web y que influye en su posicionamiento.

Para hacer estas valoraciones Google tiene en cuenta factores como: las visitas de la página, la calidad y el valor de los contenidos, la frecuencia de actualización, el diseño y la velocidad de carga, entre otros. Por tanto, es importante tener en cuenta estos componentes a la hora de subir contenidos a la web. En este sentido, Google ha explicado en su blog corporativo cómo mide la calidad del contenido que integra en sus resultados de búsqueda.

Cómo mide Google la calidad del contenido

Tal y como ha explicado la propia Google, utiliza tres elementos clave a la hora de valorar la calidad de una información:

  1. En primer lugar, diseña un sistema de ranking que identifica la información que las personas encuentran útil y confiable.
  2. Además, desarrollan una serie de funciones de búsqueda que dan acceso directo a información de primera mano de autoridades, organizaciones de salud o entidades gubernamentales: datos confiables y veraces para las búsquedas de los usuarios
  3. Por último, sus políticas sobre lo que puede aparecer en las funciones de búsqueda, aseguran que los contenidos que se muestran son útiles y de calidad.

A continuación, ampliaremos la información de estos tres puntos para que te quede claro el sistema que emplea Google para medir la fiabilidad, relevancia y calidad de sus contenidos.

Sistemas de clasificación orientados a la calidad

Poseen sistemas de comprensión del lenguaje, cuya finalidad es hacer coincidir las palabras y los conceptos de búsqueda con la información relacionada. Estos sistemas se rigen por la aplicación de BERT a la búsqueda, una nueva red neuronal de código abierto entrenada por Google con la que puede procesar de forma más efectiva el lenguaje natural y que permite una mejor comprensión de sinónimos y errores ortográficos. Además de utilizarse en la búsqueda principal, Bert también afecta al resultado de los fragmentos destacados.

Los motores de búsqueda de Google comprenden la calidad del contenido a través de lo que llaman señales. Por ejemplo, el número de páginas de calidad que enlazan con una página en particular, eso es señal de que una página aporta información fiable sobre un tema.

Además, cuentan con más de 10.000 evaluadores de calidad de búsqueda. Personas que realizan millones de búsquedas y califican la calidad de los resultados. Los valores de estas puntuaciones se rigen por EAT: expertise, authoritativeness and trustworthiness (experiencia, autoridad y confiabilidad).

Información procedente de expertos

En ocasiones información que proviene de expertos (instituciones, organismos gubernamentales, etc) aparece directamente en los resultados de una búsqueda, tal y como hemos visto en el caso del coronavirus.

Para temas médicos, sobre finanzas, información cívica, situaciones de crisis, en definitiva, temas en los que la información de calidad es importante, Google hace especial hincapié. Otorgan mayor puntuación a las páginas que puedan demostrar autoridad y experiencia, asegurando a sus usuarios información relevante y fiable.

Google te ayuda a entender mejor la información

Para búsquedas en las que un usuario busca comprender un tema complejo, Google brinda una serie de herramientas para que las personas comprendan la información que se encuentran en línea. Los ayuda a encontrar las fuentes más fiables y a explorar lo que se dice sobre dicho tema.

Una de esas herramientas es la detención de verificaciones de hechos. Son unas etiquetas que provienen de editores que usan el esquema ClaimReview para marcar las verificaciones de los hechos que has publicado.

Imagen: Search Engine Land

Protección de las funciones de búsqueda

Ofrece, además, funciones más generales como, por ejemplo, destacar fragmentos, autocompletar o los paneles de conocimiento, que nos encontramos a la derecha del listado de resultados de búsqueda.  Este es un ejemplo de panel de conocimiento que aporta la propia Google:

Estas herramientas resaltan y organizan la información para que sea más fácil, para los usuarios, encontrar lo que andan buscando.

¿Qué te parece el sistema de Google para asegurar contenidos fiables? 😉

Imagen: Depositphotos

Escribir comentario