Facebooktwitterlinkedin

Durante los últimos años el crecimiento tecnológico y el proceso de digitalización en los diferentes sectores de la economía, han brindado un crecimiento único a los diferentes sectores de la economía. De esta forma, nos encontramos actualmente con un panorama dominado por los medios, el consumo y las empresas digitales. En este nuevo ecosistema surge Betterfly, una empresa chilena cuya plataforma busca sentar un antes y después en el sector de los seguros y el bienestar.

Betterfly, un ingenioso juego de palabras para un ingenioso modelo de negocio

Fundada en 2018 por los hermanos Eduardo y Cristóbal della Maggiora, esta plataforma de insurtech chilena está centrada en el impacto social. Betterfly ofrece a sus usuarios un seguro de vida dinámico e interactivo cuya cobertura se amplía continuamente de acuerdo a cómo el usuario vaya mejorando sus hábitos. Es decir, mientras los usuarios tengan hábitos más saludables su seguro de vida irá mejorando progresivamente. Para esto, cuenta dentro de su aplicación con una serie de servicios como: acceso a telemedicina las 24 horas, atención psicológica y de nutrición. Así mismo cuenta con herramientas para el seguimiento fitness, de mindfulness, meditación, e incluso herramientas de aprendizaje para finanzas y bienestar.

Dirigido especialmente a clientes corporativos cuenta con un plan de 2.990 pesos mensuales por cada colaborador o usuario, que es pagado por los empleadores. De esta manera, las empresas no solo cubren la necesidad de aseguramiento de sus empleados, sino que también ayudan a impulsar su bienestar personal y profesional. Así la compañía busca mejorar la vida de sus usuarios paso a paso, tal como explica su fundador Eduardo. “Estamos construyendo un ecosistema único que utiliza el poder de la tecnología, la empatía y el propósito social, con un sueño de proteger el futuro de 100 millones de familias al 2025.″

Partiendo de esto podemos ver la relación del nombre de la empresa, que representa un juego de palabras entre «Better», la palabra inglesa para mejor, y Butterfly, mariposa en inglés. Esto hace referencia a cómo la compañía busca mejorar la vida de sus clientes a través de pequeñas acciones; tal y como el efecto mariposa establece que una pequeña acción puede generar un impacto en el futuro.

Una historia de crecimiento centrada en el impacto social

Tras 3 años de su fundación, Betterfly se encuentra actualmente valorada en 300 millones de dólares, gracias a las rondas de financiación levantadas y la aceptación de su modelo de negocio. La primera de estas rondas estimada en 17.5 millones de dólares se dio en diciembre de 2020, afianzando el lanzamiento de la aplicación de Betterfly. Ya que en un principió la compañía habría nacido como una aplicación para la quema de calorías llamada Burn To Give. Luego durante 2021 cerraron su segunda ronda de inversión por 60 millones de dólares, la más grande de Latinoamérica para una insurtech hasta el momento. Dicha ronda contó con la participación de DST Global Partners, QED Investors, Valor Capital, Endeavor Catalyst y Softbank.

Esta ronda de financiación serviría para impulsar la internacionalización de la compañía a nuevos mercados como Colombia, México y Perú. Además de trasladar su cuartel general a Estados Unidos para encontrarse en el centro de los avances tecnológicos de la industria. Igualmente, ha servido de apoyo para la compra de 5 empresas entre Chile y Brasil, que ayudaran a reforzar la estructura de la compañía.

Por otro lado, uno de los aspectos más importantes que ha ayudado al acelerado crecimiento de la empresa es su particular enfoque de impacto social. De esta forma, por cada acción que los usuarios realicen (caminar, trotar, meditar, etc.) generan BetterCoins. Esta es una moneda interna de la aplicación con la que podrán incrementar la cobertura de su plan, además de realizar donaciones a diferentes causas. Algunas de estas causas son: la alimentación de niños en situación de vulnerabilidad, plantando árboles para promover la reforestación del planeta o entregando agua potable a poblaciones sin acceso a esta.