Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Las estrategias de marketing digital siempre señalan que han que encontrar el lado más humano a nuestras campañas: motivar y evocar emociones, crear historias, atender de forma personalizada por diferentes canales… todo ello destinado a generar engagement con nuestros seguidores. Pero ahora todo esto está por cambiar, ya que han surgido los virtual influencers.

Tal como su nombre lo indica, las redes sociales se han concebido como espacios digitales donde podemos interconectarnos con otras personas, cambiar puntos de vista, consejos, conocer más sobre nuestra cultura y otras más.

Y dentro de este ecosistema surgieron los influencers, aquellas personas que, por sus conocimientos en determinados temas y carisma, han logrado captar la atención de miles o incluso millones de seguidores alrededor del mundo, una figura que los especialistas del marketing han sabido aprovechar creando campañas conjuntas para “humanizar sus marcas…o así ha sido hasta ahora.

Cómo hacemos marketing de influencers (Rakuten, 2019)

Los virtual influencers podrían destronar a los influencers humanos

La creciente popularidad de los virtual influencers está planteando grandes cambios. Estos modelos generados de forma artificial cada día logran un mayor número de seguidores en redes sociales, especialmente en Instagram.

Pero ¿cómo son generados? Y sobre todo ¿por qué logran tanta aceptación y confianza entre los usuarios? Para empezar, actualmente es casi imposible diferenciar a los virtual influencers de sus rivales los influencers humanos: muy lejos quedaron ya los burdos inicios de la representación humana en 3D, y a pesar de que algunos de ellos sí cuentan con elementos estructurales de dibujos animados, son visualmente bastante atractivos.

Los datos revelados por la plataforma de análisis social HypeAuditor aseguran que el rendimiento de los virtual influencers puede hacer palidecer a cualquiera de sus colegas humanos.

Imagen: Social Media Today

De acuerdo con el estudio “los virtual influencers tienen casi tres veces más engagement que los influencers “reales”. Esto significa que los seguidores están más comprometidos con el contenido de los virtual influencers”.

Esta es una tendencia que no deja de sorprender, especialmente si consideramos lo que puede significar para el futuro del marketing de influencers. Si estos hallazgos son correctos, y los virtual influencers están experimentando un aumento tan significativo, por lógica más marcas seguirán esta tendencia.

Nueva influencia … ¿nuevas regulaciones?

Además, hay que considerar que los virtual influencers son gratuitos, imparciales, disponibles 24 horas del día los 7 días de la semana, y que evidentemente, son sumamente populares, especialmente entre mujeres de 18 a 24 años, de acuerdo a esta investigación:

Imagen: Social Media Today

Como señalamos anteriormente, los personajes van desde representaciones hiperrealistas a dibujos animados lo que no desanima a sus seguidores, de hecho, la principal virtual influencer es Lilmiquela, con 1,7 millones de seguidores, seguida de un personaje parecido a una muñeca Bratz llamada Noonoouri con 332.000 seguidores.

Por países, el 23% de la audiencia de los virtual influencers se concentra en Estados Unidos. A continuación se sitúan países como Brasil (9%) o Rusia (5%)-

Hasta ahora, muchos de estos perfiles informan de que se trata de un virtual influencer, pero será interesante saber a futuro si esta información será regulada a medida que este tipo de modelos aumenten si es que las marcas planean ocultar que no son reales.

Por ahora construir modelos en 3D tan realistas es costoso, al menos más costoso que integrar influencers reales, pero a medida que avanza la tecnología estos costos disminuirán abriendo por completo la puerta a las empresas que buscarán utilizarlos.

¿Crees que lograrán desbancar a los influencers de carne y hueso?

Escribir comentario