Facebooktwitterlinkedin

Los animales sin duda son la mejor compañía para una familia, y así lo demuestra la nueva familia presidencial de Chile con uno de los petfluencers más grandes del país en la actualidad: Brownie, el perro del presidente electo Gabriel Boric, denominado “Primer Perro de la República”, es ahora una verdadera celebridad de las redes sociales.

En Instagram, el personaje del perro presidencial utiliza sus redes para dar un mensaje positivo a favor del cuidado de los animales, en especial de las mascotas. Este singular perrito fue adoptado por el presidente electo y su familia hace 6 años y se trata de un Quiltro (perro sin raza) que con entusiasmo asumió el cargo de Primer Perro, que según su alter ego de las redes sociales, fue por elección popular, haciendo referencia a la victoria de Boric en las elecciones de Chile.

Brownie y su singular vida de perros

El fenómeno de las petfluencers es cada vez más común y resulta que, como joven que es, el presidente es bastante adepto al uso de las redes sociales, y lo demuestra creándole una cuenta a su amigo fiel que, aunque no se rige por ideologías políticas (porque es un perro) se le ve feliz de posar para que se le tomen fotografías.

Según el hermano del presidente, Tomas Boric, el mismo lo eligió de entre una camada de cachorros porque nadie quería adoptarlo a él, debido a un problema que tenía en una de sus patas. Sin embargo, la actual familia presidencial lo adoptó rescatándolo de un posible abandono. En su biografía el can se define como “Primer perro de la República, Quiltro torpe pero bien intencionado”

Las mascotas y su gran potencial en el marketing

Los seres humanos tenemos la cualidad de poder sentir compasión por otras especies, además de afecto y curiosidad. Es por ello que tenemos mascotas, aparte de que las mismas pueden ser muy útiles para cumplir funciones en nuestras vidas, bien sea de compañeros, guías, guardianes o simplemente compañía. Por eso no es de sorprender que el perro del presidente Boric, a poco de haber creado su cuenta en Instagram tenga más de 350 mil seguidores, causando furor en las redes sociales con su presencia.

Este es el potencial que tienen las mascotas para el marketing, una respuesta que está muy ligada a los sentimientos que estas criaturas pueden causar en los seres humanos. Son útiles para impulsar campañas, vender productos, humanizar las publicaciones y mejorar el engagement en general de cualquier marca personal. Eso sí, debe usarse de forma adecuada, de lo contrario podría ser contraproducente y podría ser incluso considerado maltrato, dependiendo de las condiciones de los animales involucrados en las campañas.

El presidente utiliza esta condición de Brownie de causar ternura y apego para mejorar su imagen ante el público, una estrategia muy eficaz para apelar a los sentimientos de las personas y que puede ser extremadamente útil para vender productos, ideas e incluso candidatos electorales. Esperemos que Boric sepa cuidar del país como cuida de Brownie. El perro también tiene un Twitter, en donde aboga por los derechos de los animales y el cuidado de los mismos, en el que tiene 75.8 mil seguidores.

Recorte de pantalla de Instagram