Copiar enlace

OpenAI ha decidido dejarnos un regalo de navidad adelantado. Y es que ha lanzado en su blog oficial una guía práctica para crear los mejores prompts para ChatGPT de manera más fácil, eficaz y útil.

En la guía encontraremos el proceso para el desarrollo de prompts y todos los detalles necesarios para construir mejor las órdenes, logrando que la IA pueda interpretar y darnos las respuestas que queremos sin complicaciones. Con esto, OpenAI nos deja claro que para aprovechar el máximo potencial de ChatGPT y la inteligencia artificial no hay que limitarse a escribir correctamente, sino que hay que ser muy claros con las instrucciones y no dejar nada a la suerte.

Las 6 estrategias clave para crear prompts eficaces en ChatGPT

Si bien la compañía ha ofrecido un texto bastante detallado y extenso, este se puede resumir en seis grandes estrategias para aplicar a la hora de crear los mejores prompts para ChatGPT. Estas estrategias no son independientes y pueden combinarse entre sí para obtener los mejores resultados.

1.Instrucciones claras

«Estos modelos no pueden leer tu mente», así introduce OpenAI esta primera estrategia en la que refleja que mientras más detalles se le dé a la herramienta, mejor será el resultado.

El primer tip que se nos brinda es pedirle a la IA que actúe según un rol determinado. Por ejemplo, si queremos que la herramienta resuelve problemas matemáticos, hay que pedirle que actúe como lo haría un profesor de matemáticas. A partir del rol se puede moldear la respuesta con añadidos dentro de las instrucciones, por ejemplo, muéstrame el proceso para resolver un problema de matemáticas.

Además de esto, la respuesta también puede ser modificada con ejemplos, ofreciendo el tipo de respuesta que se quiere obtener y así la IA podría replicarlo u ofrecer una solución más acorde a lo que se busca. Asimismo, se le puede indicar a la herramienta que la respuesta tenga un número exacto de palabras y evitar que sea demasiado corta o demasiado larga.

2.Ofrecer textos de referencia

OpenAI expresa, «los modelos de lenguaje pueden inventar con confianza respuestas falsas» y para evitarlo es posible ofrecerle a la herramienta una serie de documentos de referencia de internet para extraer la información.

Aunque hay varios métodos para ofrecer textos de referencias, lo más común es delimitar en las instrucciones los enlaces de los cuales se debe sacar la información y así la respuesta será mucho más acorde a lo que se quiere.

3.Dividir las tareas complejas en subtareas

Según OpenAI, «las tareas complejas tienden a tener tasas de error más altas que las tareas más simples». Es por esto que al momento de realizar una tarea compleja y larga, la jerarquía es de suma importancia para obtener las respuestas adecuadas.

Incluso se puede crear un flujo de trabajo en el que las respuestas obtenidas sirvan de base para los prompts de tareas posteriores.

4.Dejar que la IA piense

Puede parecer descabellado, pero ya que la IA procesa una gran cantidad de información es necesario tener paciencia y ofrecer cierto tiempo para que pueda ofrecer una mejor respuesta. OpenAI afirma: «los modelos cometen más errores de razonamiento cuando intentan responder de inmediato, en lugar de tomarse el tiempo para encontrar una respuesta».

En concreto, se le puede pedir a la herramienta que haga un «monólogo interno» para que reflexione la respuesta que va a dar, que revise si la solución que ha pensado es la correcta antes de ofrecer su respuesta o que encuentre su propia solución antes de apresurarse a llegar a una conclusión.

5.Utilizar herramientas de terceros

Otra estrategia que ofrece OpenAI es utilizar diferentes herramientas y APIs con IA compatibles con ChatGPT para aprovechar lo mejor de ambas. En este sentido, la tecnológica aclara: «por ejemplo, un sistema de recuperación de texto (a veces llamado RAG o recuperación de generación aumentada) puede informar al modelo sobre documentos relevantes. Un motor de ejecución de código como Code Interpreter de OpenAI puede ayudar al modelo a hacer cálculos y ejecutar código».

Esto puede resultar un poco más complicado para el usuario promedio, sin embargo, las personas que estén dispuestas a indagar en el funcionamiento de las herramientas con IA pueden buscar la posibilidad de que el modelo use embeddings para acceder a otras herramientas impulsadas por IA.

6.Hacer mediciones de forma sistemática

La función de esta última técnica es comprobar constantemente que los cambios realizados en las instrucciones han mejorado las respuestas de ChatGPT o no. Esto se puede lograr mediante el sistema de evaluaciones o evals.

La idea es solicitarle a la IA que haga una medición de los resultados a través de diferentes filtros avanzados disponibles en el GitHub de OpenAI.

Foto: Depositphotos

 

Escribir comentario

¡Mantente al día!