Facebooktwitterlinkedin

Una de las peores situaciones en las que el creador de un negocio digital se puede ver envuelto es en un ciberataque por parte de un hacker o ciberdelincuente. Da igual el tipo de comercio electrónico que regentan, una tienda online en Shopify o una agencia SEO, un ciberataque puede ser el motivo del fin de un negocio de estas características, pues la pérdida de datos confidenciales puede llegar a hacer que perdamos la confianza de nuestros clientes. 

Una de las maneras más sencillas en las que podemos perder el control de nuestros datos y de nuestros clientes es con el robo de nuestras contraseñas privadas. Con estas contraseñas, los piratas informáticos pueden acceder a nuestras cuentas y utilizar estos datos personales de manera fraudulenta. De ahí la importancia de conocer las maneras más frecuentes que están utilizando muchos ciberdelincuentes para conseguir estas contraseñas. 

¿Quieres saber cuáles son los métodos más utilizados para robar contraseñas por estas personas? De esa manera, podremos estar más prevenidos ante estos ataques y actuar en consecuencia antes de que ocurran. 

Qué técnicas son las más utilizadas por los hackers para robar contraseñas

Uno de los métodos más común utilizados por los hackers para robar información de las empresas tecnológicas de Chile es el llamado método phishing. De una manera sencilla, estas personas pueden introducir un virus o malware en nuestro dispositivo o simplemente pueden llegar a hacernos creer que ha sucedido un problema grave con una de nuestras cuentas y que es necesario restablecer nuestra contraseña. 

Con este método solo deben enviarnos un mensaje de texto o un correo electrónico, haciéndose pasar por entidades legítimas, como pueden ser bancos, instituciones públicas, compañías telefónicas o empresas de reparto de paquetes. Como te hemos mencionado, estos ciberdelincuentes nos pedirán que hagamos clic en un enlace con el que nuestro dispositivo se infectara con un virus. 

También pueden pedirnos únicamente que por motivos de seguridad establezcamos nuestra contraseña debido a algún problema. Y tenemos que reconocer que en ocasiones de estrés en los que nos hacen creer que hay un peligro solemos actuar sin pensar demasiado. 

¿Qué debemos tener en cuenta entonces después de saber esto? Pues debemos evitar clicar en enlaces o seguir instrucciones en las que debemos introducir alguna de nuestras contraseñas si no tenemos clara la procedencia del mensaje o email que hemos recibido. 

Sin embargo, a veces no tenemos claro si la procedencia de este mensaje es real o no. Algunos detalles a tener en consideración son que debemos de revisar bien la dirección de procedencia del email o mensaje. 

En la mayoría de las ocasiones estos ciberdelincuentes crean cientos o miles de cuentas de correo para enviar estos mensajes y las direcciones son letras o números muy aleatorios que podremos reconocer claramente como falsos, o sospechosos al menos, puesto que tienen que ver poco o nada con el remitente al que se refieren.

Si a pesar de observar esto tenemos dudas, podemos contactar directamente por otros medios con la entidad que dice representar el mensaje y asegurarnos de que este es fidedigno. Esto nos puede ahorrar muchos quebraderos de cabeza.

Hay otras técnicas muy frecuentes como los ataques de fuerza bruta, o “shoulder surfing” que también debemos de investigar y tener muy presentes en nuestro día a día para evitar problemas con nuestro negocio. 

Sin embargo, debemos de tener en cuenta que los métodos que utilizan estas personas se van actualizando de forma frecuente y es buena idea que nosotros también vayamos adquiriendo información sobre estos métodos y sobre todo sobre cómo evitarlos de manera frecuente. Al fin y al cabo, el futuro de nuestro negocio puede depender de que evitemos a toda costa caer en las trampas que nos van tendiendo estos ciberdelincuentes para conseguir nuestras contraseñas. 

Escribir comentario