Copiar enlace

Entre las nuevas modalidades de fraudes digitales que llegaron al país recientemente, destacan los que involucran el nombre de CorreosChile. El modus operandi de los estafadores, en este caso, es enviar un mensaje de texto advirtiendo sobre la imposibilidad de realizar la entrega de un paquete por un error en la numeración del domicilio; invitando al usuario a dirigirse, a través de un enlace enviado por ellos, a la página web de la institución, que por supuesto es falsa, pero con similitudes a la original, y ahí actualizar sus datos de la tarjeta de crédito dando por resultado una vulnerabilidad en sus datos.

La advertencia de CorreosChile ante este tipo de fraudes

María Elena Cooper, gerente de asuntos corporativos de CorreosChile, se pronunció al respecto; destacando que han decidido atender la situación monitoreando y alertando a los consumidores de la compañía sobre estos fraudes y sus constantes mutaciones por medio de campañas de prevención.

Se debe “desestimar cualquier SMS o mail con enlaces para hacer algún tipo de gestión o entrega de información. No hacer click en esos enlaces. Tener en cuenta que en CorreosChile nunca pediremos datos personales, ni haremos cobros de envíos en pesos, dólares o euros con link de pagos”, amplió la ejecutiva.

Otros tipos de estafas que circulan en la región, incluyendo Chile

  • Deepfake

Esta técnica consiste en un método avanzado de inteligencia artificial (IA) que agrupa datos sobre expresiones y movimientos físicos. Estos, posteriormente, son procesados a través de una red generativa antagónica (GAN) para crear un video “ultra falso”.

Entre los ejemplos más comunes de este tipo de fraude, sobresalen: videos falsos que muestran el rostro de sus víctimas para atentar contra su integridad y la manipulación de imágenes – sonidos para evitar contraseñas biométricas (de rostro o voz).

Los especialistas en ciberseguridad invitan a evitar publicar fotos del rostro en redes sociales, utilizar contraseñas seguras y diferentes para cada cuenta, tener cuidado con las aplicaciones que se descargan e instalar un antivirus en el dispositivo que más se utilice.

  • El vishing

Los expertos aseguran que es un tipo de ataque similar al phishing, por lo tanto su uso (por parte de los criminales) puede observarse en distintos esquemas de fraudes; entre ellos: un reembolso por servicio informático; soporte técnico o infección con un malware; problemas financieros, legales o suplantación de identidad de organismo estatal; o un conocido “en problemas”.

Ante la recepción de algunos de estos llamados sospechosos, se recomienda verificar la fuente. Si se trata de un conocido, contactarse con él; y si se trata de alguna supuesta entidad, chequear el motivo del llamado o si se posee algún servicio asociado a ella.

  • El wangiri

Este otro ataque radica, básicamente, en una llamada colgada; con el objetivo de que la posible víctima sienta curiosidad y la devuelva. Suelen provenir de números internacionales, por lo que se cobrará por segundo.

El modo de operar de los estafadores es hacerse pasar por otra persona para robar datos personales o engañar, por medio de manipulación, para que les realicen pagos.

Lo que se sugiere en este caso es comprobar el código de área de la llamada antes de atenderla, o no contestarla en caso de no tener el número registrado en la libreta de contactos.

Escribir comentario

¡Mantente al día!