Facebooktwitterlinkedin

La ausencia de la vida pública es cada vez más evidente en el sector online que no ha parado de crecer en todos sus frentes desde que se agudizó la actual pandemia. En esta apuesta, la realidad de las mascarillas y los guantes no solo ha provocado un aumento en las conexiones a Internet dedicada en nuestro país, sino que, además, ha sido el epicentro de la actividad comercial durante la crisis, apropiándose del 20% de las ventas en Chile. Pero, ¿cómo los profesionales explican esto? 

La nueva normalidad de las ventas en Chile: Mercado Libre y los canales digitales como foco de compra

Para citar expertos recurramos a Alan Mayer, director general de Mercado Libre, quien en conversaciones con el Banco Itaú de Chile, habló sobre el antes y después del eCommerce en el contexto pandemia, asegurando que entre un 15% y 20% de las compras que actualmente se realizan en nuestro país son online, duplicando la actividad comercial de plataformas como Mercado Libre.

Según Mayer, la web de compra y venta no solo ha percibido un aumento en sus despachos, sino que también a experimentado un crecimiento en su demanda, sumando a sus filas entre 2.000 a 3.000 empresas en los últimos 45 días

Aunque el hecho sorprende, la realidad es que no beneficia a todos los rubros que participan en el eCommerce. Al respecto, el ejecutivo señaló que la explosión mercantil impactó con más fuerza en supermercados, tiendas deportivas y de vestuario. Esto, debido a que Chile no solo afinó los canales donde ocurre la venta en Internet, sino que además se preocupó por hacerlo de la manera en que los usuarios querían.  

Las lecciones comerciales que deja la pandemia 

Aparte de vivir el mayor auge en su historia, el experto considera que el eCommerce chileno está aprendiendo una valiosa lección que a futuro le ayudará a brindar una mejor experiencia de compra, advirtiendo al sector empresarial que “de no poder dar una buena experiencia, es mejor no vender”. 

Con ello se procura que los clientes estén conscientes de lo que una marca puede ofrecer, y evitar falsas expectativas entorno a la calidad de su operación en el comercio electrónico. “Es preferible que los clientes sepan, por ejemplo, que tardaré seis semanas en hacerles llegar un producto antes que prometerles que entregaré en una semana y hacerlo en tres”, señaló el director.

Aunque algunas marcas despachen en menor tiempo que otras, el cliente más complacido será aquel que sepa exactamente las condiciones en la cual compra un producto. De esta manera, se establece otro de los grandes desafíos de las ventas en Chile, y no es otra más que las políticas de retorno de los productos adquiridos en línea.

Para Mayer, es necesario que los usuarios confíen en las empresas y entender que, cuando los clientes proceden a devolver un pedido, lo hacen porque “no fuimos claros en comunicarles nuestra propuesta de valor”. 

Si deseas ver la entrevista completa de Alan mayer en “Visón de Líderes”,  puedes hacerlo ingresando al canal de Youtube del Banco Itaú.

Imagen Freepik