Copiar enlace

Con motivo del 25 aniversario de Google (que se celebra oficialmente el 27 de septiembre), Sundar Pichai, CEO de la compañía, compartió una carta en la que reflexiona sobre la evolución de la compañía en este tiempo. En la misma destaca los retos tecnológicos a los que se tuvo que enfrentar Google y cómo cientos de preguntas hicieron que pudieran evolucionar sus herramientas.

La carta del CEO de Google busca no solo reflexionar sobre los logros pasados de la compañía, sino también plantear una visión ambiciosa para su futuro. Con una combinación de innovación continua, responsabilidad ética y un enfoque en problemas de gran alcance, Google espera seguir siendo un actor clave en la definición del futuro tecnológico.

25 años de preguntas en Google

De la misma manera que las preguntas de los usuarios están en la base del éxito de Google como buscador, Pichai explica que la historia de la compañía está marcada por preguntas como: ¿Cómo podría cada estudiante tener acceso a un tutor personal? ¿Qué herramientas podríamos inventar para ayudar a las personas a diseñar y crear nuevos productos? Estas son las preguntas que, según la carta, “impulsarán un progreso tecnológico extraordinario durante los próximos 25 años”.

Pichai recuerda que Google comenzó como un motor de búsqueda, pero hoy en día es mucho más. La compañía cuenta con 15 productos que sirven a más de 500 millones de personas y empresas, y 6 de ellos tienen más de 2.000 millones de usuarios. Cada uno de estos productos comenzó con una pregunta audaz. Gmail, por ejemplo, lanzado en 2004, ofreció 1 GB de almacenamiento por usuario, una idea impulsada por la pregunta: “¿podemos ofrecer más almacenamiento?”.

“Luego, unos años más tarde, vimos la oportunidad de mejorar drásticamente los navegadores web (y, a su vez, la Web) para personas de todo el mundo. Entonces, con Chrome nos preguntamos: ¿podríamos crear un navegador que mejorara la web, con simplicidad, velocidad y seguridad como núcleo? Justo antes del lanzamiento, tuve mi propia pregunta: ¿La gente usará esto?

YouTube se atrevió a preguntar: ¿Qué pasaría si le diésemos a todos una forma de compartir lo que saben con el mundo? Y hoy se ha convertido en una poderosa plataforma para el aprendizaje y el conocimiento”.

Así Chrome, su navegador web, se centró en ofrecer una experiencia de navegación más rápida, segura y sencilla. YouTube ha democratizado el acceso al conocimiento y la creatividad. Google Maps ha cambiado nuestra forma de navegar el mundo físico y Google Translate ha derribado barreras lingüísticas.

“También nos preguntamos cuál sería la mejor manera de compartir nuestras herramientas, avances e infraestructura con otros. Google se creó en la nube desde el principio, aunque lanzamos nuestro negocio de nube recién en 2008. Hoy en día, Google Cloud se ha convertido en una de las principales empresas empresariales del mundo. Socios de todos los sectores están utilizando la tecnología de Google para mejorar la atención al cliente y la eficiencia de la cadena de suministro, reducir su huella de carbono, crear nuevas aplicaciones y hacer más cosas con la IA. Al igual que nuestros clientes de publicidad antes que ellos, los socios de Cloud están operando mejor, creciendo más rápido y creando empleos, con nuestra ayuda”.

En cualquier caso, Pichai también recuerda todos aquellos proyectos que por distintos motivos, no salieron bien en estos años, como los que pueblan el cementerio de marcas olvidadas de Google.

“Por supuesto, no todas las preguntas que hicimos terminaron siendo un éxito. En cualquier viaje de 25 años, uno se enfrenta a algunos obstáculos, aprende las lecciones y trabaja para hacerlo mejor. ¿Recuerdas Google Wave?

También nos hemos enfrentado a preguntas difíciles sobre nuestro futuro como empresa. En la década de 2000, ¿cuánto tiempo puede durar realmente la web? En la década de 2010, la gente preguntaba si podíamos adaptarnos a la era de la informática móvil y si la búsqueda había “terminado”. Cada vez, hemos respondido regresando aún más fuertes. Lo hemos hecho guiados por un enfoque singular en nuestra misión, nuestra creencia en aplicar ciencia informática profunda para mejorar la vida de las personas y un saludable desprecio por lo imposible”.

Este enfoque es por lo que Pichai cree que Google ha podido afrontar problemas “que otros no pudieron o no aceptaron. Existía, por ejemplo, la idea imposible de poner un ordenador potente en el bolsillo de todos, sin importar sus ingresos o su conectividad a Internet. Hoy en día, Android se ejecuta en tres mil millones de dispositivos en todo el mundo, desde los últimos dispositivos plegables hasta teléfonos básicos. Ha estado en el centro de nuestros esfuerzos por hacer que Internet sea más accesible para todos y ha inspirado otros productos transformadores. Asimismo, los Chromebook pusieron la informática a disposición de escuelas de todo el mundo. Y Google Pixel pone lo mejor de nuestra última tecnología (cámaras con tecnología de aprendizaje automático, reconocimiento de voz, capacidades de transcripción, chips tensores y más) directamente en las manos de las personas”.

El papel de las IA en el futuro de Google

Uno de los puntos más importantes que se menciona en la carta es el papel de la inteligencia artificial (IA) en el presente y futuro de la compañía. Google fue pionero en el uso de aprendizaje automático y redes neuronales para mejorar sus productos. La compañía ha desarrollado tecnologías como las Unidades de Procesamiento Tensorial (TPU) y arquitecturas de red neuronal como Transformer, que están en la base de avances importantes en IA.

“Muchos de estos avances tecnológicos han dado lugar a algunas de nuestras innovaciones de productos más increíbles. Los resultados de búsqueda para consultas complejas se volvieron mucho más útiles gracias a los grandes modelos de lenguaje como MUM y BERT. Hemos creado formas completamente nuevas para que las personas expresen lo que buscan a través de voz, imágenes e incluso haciendo preguntas sobre lo que ven con la búsqueda múltiple. Ahora, la IA generativa nos está ayudando a reinventar nuestros productos principales de maneras interesantes, desde nuestra nueva Experiencia Generativa de Búsqueda (SGE) hasta “Ayúdame a escribir” en Gmail. Y a principios de este año, lanzamos Bard, un experimento inicial que permite a las personas colaborar con IA generativa.

La IA ha logrado causar un alto impacto en diversos gestores. Desde el pronóstico de inundaciones hasta el desarrollo de energías limpias. Para Google, la IA representa “el mayor cambio tecnológico que veremos en nuestras vidas”,  y está enfocada en implementarla de manera ética y responsable.

Google está consciente de los riesgos y complejidades que conlleva la IA y en su carta se compromete a desarrollar esta tecnología de manera responsable, basándose en principios éticos establecidos en 2018.

“Los principios de IA que lanzamos en 2018 son una parte importante de cómo lo hacemos. Estos principios suscitan preguntas como: ¿Será útil para las personas y beneficiará a la sociedad, o podría causar daño de alguna manera? También dan forma a nuestro desarrollo de productos y aplicaciones de IA, y nos guían en la búsqueda de soluciones a problemas emergentes. Por ejemplo, la semana pasada presentamos SynthID, una herramienta para marcar e identificar imágenes generadas por IA, que ayudará a abordar un problema importante relacionado con la transparencia. Continuaremos interactuando con expertos y la comunidad para seguir aprendiendo y mejorando.

Estamos comenzando a ver de qué es capaz la próxima ola de tecnología y qué tan rápido puede mejorar. Un millón de personas ya utilizan la IA generativa en Google Workspace para escribir y crear. (…) Un millón de investigadores han utilizado la base de datos AlphaFold, que cubre 200 millones de predicciones de estructuras de proteínas, ayudando con avances para reducir la contaminación plástica, abordar la resistencia a los antibióticos, combatir la malaria y más. Y hemos demostrado cómo la IA puede ayudar a la industria aérea a reducir las estelas de vapor de los aviones, una herramienta importante para luchar contra el cambio climático.

Aún así, hay mucho más por delante. Con el tiempo, la IA será el mayor cambio tecnológico que veamos en nuestras vidas. Es más grande que el cambio de la computadora de escritorio a la móvil, y puede ser más grande que Internet mismo. Es un recableado fundamental de la tecnología y un increíble acelerador del ingenio humano.

Hacer que la IA sea más útil para todos e implementarla de manera responsable es la forma más importante en que cumpliremos nuestra misión durante los próximos 10 años y más”.

 

Foto: Freepik.

Escribir comentario

¡Mantente al día!