Copiar enlace

TikTok, la popular plataforma de videos cortos, se encuentra nuevamente en medio de una encarnizada batalla en Estados Unidos, donde legisladores y funcionarios buscan su separación de ByteDance, su matriz china. Si no se cumple esta medida en seis meses, TikTok podría enfrentar una prohibición total en el país.

La batalla en el Congreso: lo que está en juego

La aprobación abrumadora del proyecto de ley en la Cámara de Representantes, con 352 votos a favor y 65 en contra, marca un hito significativo en la lucha por la seguridad nacional y la privacidad de los datos. Sin embargo, el destino del proyecto en el Senado todavía es incierto, ya que algunos senadores prefieren abordar el tema de las aplicaciones de propiedad extranjera de manera diferente.

Las preocupaciones sobre la seguridad nacional han sido el motor principal detrás de este proyecto de ley. Estados Unidos teme que TikTok, bajo el control de una empresa china, represente una amenaza para la seguridad del país, permitiendo potencialmente el espionaje y la manipulación por parte del gobierno chino.

China ha rechazado rotundamente estas acusaciones, calificando la medida como un acto de “intimidación”. Además, TikTok ha negado en repetidas ocasiones cualquier vínculo con el gobierno chino y ha afirmado que nunca ha compartido datos de usuarios estadounidenses con las autoridades chinas.

“Estados Unidos nunca ha encontrado pruebas de que TikTok amenace su seguridad nacional”, aseguró el portavoz de la diplomacia china, Wang Wenbin.

Esta no es la primera vez que el gigante chino de los microvídeos se enfrenta al gobierno estadounidense: en enero de 2023 la Cámara de Representantes de Estados Unidos prohibió que sus empleados usaran TikTok en dispositivos del Gobierno Federal, argumentando la influencia del gobierno chino en la app de vídeos virales.

Aunado a esto, en mayo de 2023 el gobernador de Montana, Greg Gianforte, firmó la ley que prohibe TikTok en ese estado a partir de este 2024, esto con el fin de proteger a sus residentes de una presunta recopilación de datos por parte del gobierno chino mediante esta aplicación.

El impacto global de una posible prohibición

Aunque la votación en la Cámara de Representantes ha sido un paso significativo, el destino final de TikTok aún está por determinarse. Si bien el presidente Biden ha manifestado su apoyo al proyecto de ley, su aprobación en el Senado no está garantizada.

Mientras los legisladores debaten sobre la seguridad nacional y la libertad de expresión en línea, millones de usuarios de TikTok en todo el mundo observan con atención, conscientes de que el resultado de esta batalla podría tener un impacto duradero en el paisaje de las redes sociales y en la relación entre China y Estados Unidos.

El representante Mike Gallagher, autor de este proyecto de ley, al salir de la sesión informativa aseguró que “lo que hemos tratado de hacer aquí es ser muy reflexivos y deliberados sobre la necesidad de forzar una venta de TikTok sin otorgar ninguna autoridad al poder ejecutivo para regular el contenido o perseguir a cualquier empresa estadounidense”

La resistencia y las preocupaciones

El CEO de TikTok, Shou Zi Chew, ha expresado su oposición a esta legislación, afirmando que su aprobación significaría una prohibición total de TikTok en Estados Unidos, lo cual consideran un ataque al derecho constitucional de los estadounidenses a la libre expresión.

Sin embargo, las incertidumbres en torno a esta medida legislativa son múltiples. Queda en duda si China estaría dispuesta a aprobar la venta de los activos de TikTok en Estados Unidos en el plazo estipulado de seis meses. De no llevarse a cabo esta desinversión, las principales tiendas de aplicaciones operadas por gigantes como Apple y Google estarían legalmente impedidas de ofrecer TikTok o servicios de alojamiento web a aplicaciones controladas por ByteDance.

El enfrentamiento entre Estados Unidos y TikTok refleja las crecientes tensiones entre dos de las mayores potencias del mundo, así como los desafíos únicos que plantea la era digital. A medida que la batalla continúa desarrollándose en el Congreso y más allá, queda por ver cómo se resolverá esta disputa y qué impacto tendrá en el futuro de TikTok y en las relaciones internacionales.

Escribir comentario

¡Mantente al día!