Facebooktwitterlinkedin

Facebook y Ray-Ban han creado una gran expectativa al anunciar sus nuevas smart glasses. En la imagen del anuncio se puede ver un par de gafas con la fecha «09.09.2021» acompañado del texto «regístrate ahora para recibir una notificación sobre el lanzamiento»: la página de inicio de Ray-Ban promete que «esta es una historia que querrás seguir».

[Actualización 09/09/2021] Se han filtrado las primeras imágenes de las smart glasses, en tres modelos distintos y con fundas y estuche protector:

Imagen: The Verge

Y tal como han prometido, este día se anunció de forma oficial el lanzamiento de las smart glasses Ray-Ban Stories.

El diseño es mucho más discreto y el más delgado que se ha visto en este tipo de wearables hasta ahora. Cuenta con dos cámaras integradas de 5MP que les permitirán a los usuarios tomar fotos y vídeos, además de escuchar música y atender llamadas telefónicas con los altavoces que se encuentran integrados en el armazón.

Imagen: Tech Crunch

Para funcionar las gafas deben estar conectadas a un dispositivo iOS o Android, aunque los usuarios podrán tomar y almacenar cientos de fotos o docenas de vídeos en las gafas antes de transferirlas a sus móviles a través de la nueva app View de Facebook.

Si te preguntabas la razón por la que Ray-Ban y Facebook decidieron integrar cámaras gemelas a sus gafas, es sencillo: permitirán añadir efectos 3D mucho más detallados a las imágenes y vídeos una vez que estén cargados en la aplicación.

Las nuevas gafas pesan menos de 50 gramos y se incluye un estuche de carga rígido de cuero, mientras que la batería promete una duración de «todo el día». Para controlar las gafas, se incluyen un par de botones físicos: la «captura» para grabar medios, y un interruptor de encendido y apagado.

También incluyen un panel táctil en el brazo derecho de las gafas con lo que los usuarios pueden deslizar para ajustar el volumen o responder llamadas telefónicas. Las gafas tienen un precio de 299 dólares ( aproximadamente 253 euros) pero hay otras opciones con lentes polarizadas y de transición por un coste más alto.

Respecto a este lanzamiento, Mark Zuckerberg asegura que «las historias de Ray-Ban son un paso importante hacia un futuro en el que los teléfonos ya no sean una parte central de nuestras vidas y no tendrá que elegir entre interactuar con un dispositivo o interactuar con el mundo que lo rodea».

El anuncio sobre las nuevas smart glasses en la página de Ray-Ban coincide con una publicación de Mark Zuckerberg, que realizó acompañado de Andrew Bosworth, director de realidad virtual y aumentada de Facebook. En su vídeo, tomado desde el punto de vista de Bosworth, muestra a ambos remando en un bote, utilizando gafas que podrían ser las mismas smart glasses de Ray-Ban y Facebook, en un ambiente diseñado para resaltar escenarios activos y con clima y condiciones ambientales diversas, muy propicio para mostrar el funcionamiento de las nuevas gafas.

Desde el pasado mes de julio Zuckerberg confirmó que las smart glasses serían el próximo lanzamiento de hardware de Facebook, y especificó que sus gafas «tendrán un factor de forma icónico» haciendo referencia al clásico aspecto de las gafas Ray-Ban.

A pesar de la gran expectativa, la idea de las smart glasses de Facebook se parece mucho a las Spectacles que lanzó Snap hace algunos años: unas gafas que son capaces de capturar vídeo para presentarlo en primera persona, una visión del mundo tal cual la vemos, y que presumiblemente ahora se podrá compartir directamente en Facebook e Instagram, las redes sociales más usadas en el mundo.

Claro que la visión de Zuckerberg podría ser la de llevar sus smart glasses más allá y convertirlas por completo en un sistema de AR, integrar una pantalla de visualización que superponen elementos digitales directamente a tu visión del mundo. De hecho, este es parte del Proyecto Aria que Facebook compartió en septiembre del año pasado y que podemos ver en el siguiente vídeo, donde describen el gran potencial que las smart glasses podrían tener:

Sin embargo, tal como se afirma en el vídeo, quizás la larga historia de problemas con la privacidad de los datos de usuario de Facebook ponga en jaque esta visión más futurista del uso de las gafas del gigante de las redes sociales. En enero de este año Bosworth moderó las expectativas ante sus smart glasses y aseguró que la primera versión no estaría equipada con realidad aumentada.

En realidad el factor de realidad aumentada tampoco es algo novedoso: en 2014 se comenzó a desarrollar el proyecto de las  Google Glass, que, en efecto, son un «dispositivo de visualización» tipo gafas de realidad aumentada que a pesar de que aún no han sido lanzadas, aún no han desaparecido del todo. De hecho el año pasado Google inició sus pruebas para integrar Meet en sus gafas como una forma de mejorar las videoconferencias en el teletrabajo.

También hay que recordar que, mientras la funcionalidad de capturar imágenes y vídeos con gafas de sol data de 2016, las gafas pensadas para compartir contenido en Snapchat no han tenido el éxito esperado, y que si el mismo gigante de internet no ha podido concluir el lanzamiento de sus gafas de realidad aumentada, es muy difícil predecir el futuro de las smart glasses de Facebook.

A pesar de las similitudes con otro tipo de wearables, este lanzamiento es interesante por sí mismo, especialmente dado el hecho de que el estilo y diseño de las gafas lo tendrá a cargo Ray-Ban, con un modelo que promete ser mucho más moderno y atractivo que las Spectacle o incluso que las Google Glass.

Tal como Bosworth aseguró a Bloomberg: «Ciertamente, son smart glasses que brindarán muchas funciones, pero estamos siendo bastante cautos en cuanto a anunciar las funcionalidades que brindaremos próximamente. Estamos entusiasmados con el lanzamiento, pero no queremos exagerar. Ni siquiera lo llamamos «realidad aumentada», solo «smart glasses»».

Ante este tipo de dispositivo es de esperar que un gran número de personas se muestre reticente, especialmente si piensan que Facebook podría ahora rastrear absolutamente todo lo que el usuario mira a través de sus gafas inteligentes, y el uso de los datos que obtendrá, si mostrará anuncios sobre las cosas que ha visto en el camino, o incluso si Facebook podría grabar vídeos sin el consentimiento de los usuarios. Es sumamente importante que Facebook establezca cómo utilizará estos datos, a pesar de que no tenga intenciones ocultas tras este lanzamiento.

Es probable que ahora Facebook busque establecer una línea de productos y fabricación, medir la demanda que tendrá el dispositivo inteligente como parte de su desarrollo a futuro, y claro, establecer todos los permisos y datos que podría usar… y ser claro en cómo los usará.

Con el lanzamiento moderado de unas smart glasses que solo transmitan vídeo a sus redes sociales favoritas, una función a la que ya muchos usuarios están acostumbrados, quizás Facebook pueda contrarrestar la percepción negativa del público de forma anticipada, y cuando tenga lista su realidad aumentada podrá lanzarla con menos resistencia por parte de los usuarios y la opinión pública en general.

En cuanto a lo parecidas que serán las smart glasses a comparación de las Spectacles, Facebook podría esperar que la gran penetración en el uso de Facebook e Instagram a nivel mundial por personas de todas las edades impulse su adopción.

Sea como sea, estamos seguros que este lanzamiento es solo la primera interacción de las smart glasses de Facebook con el mundo, y esta semana posiblemente marcará el primer paso hacia una nueva etapa de conexión digital.

Escribir comentario