Facebooktwitterlinkedin

GPT-3, la nueva versión de la API de OpenAI, nos acerca cada vez más a lo que hasta hace poco podríamos considerar como ciencia ficción. Y es que desde que la empresa californiana anunció, en junio de este año, la salida de su versión beta, no ha hecho más que generar revuelo y expectación.

Muchos usuarios de twitter no sabían si los artículos o tweets que leían habían sido obra humana o de un programa informático.

En 1953, el escritor inglés Roald Dahl, publicaba un pequeño relato llamado El Gran Gramatizador Automático.

En este, Adolph, un brillante ingeniero frustrado de una importante compañía, crea una máquina que permite escribir relatos con el argumento y el estilo deseado. Según cuenta, 5.000 palabras tan solo en 30 segundos. Con esta invención, él y su jefe, el señor Bolhen, pretenden copar el mercado en las mejores revistas literarias y ganar mucho dinero.

Hasta hace muy poco esto era algo reservado a la ciencia ficción.

Pero…

¿Qué pensaría Dahl si viese los avances que el deep learning y el procesamiento del lenguaje natural (NLP) ha tenido en los últimos años?

Qué es el GPT-3

GPT-3 es un modelo de lenguaje natural que permite generar textos automáticos de cualquier tipo, desde poesía hasta jurídicos, economía o política. Una plataforma de inteligencia artificial basada en la nube que permite a los desarrolladores crear y entrenar modelo de aprendizaje automático. GPT-3 ofrece un conjunto completo de API para el procesamiento del lenguaje natural, lo que permite a los desarrolladores crear aplicaciones que comprendan el lenguaje humano.

En muchas ocasiones, no es fácil distinguir el su resultado con el que tendría una persona de carne y hueso. De hecho, las dos últimas oraciones de esta primera descripción las ha creado el propio GPT-3, ¿a que no te habías dado cuenta?

Pero, ¡que no solamente se asusten los redactores! Esta nueva tecnología también realiza cálculos, escribe tablaturas para guitarra o responde preguntas complejas, sin que, de antemano, se le haya adiestrado para ello. Incluso podría prepararse para redactar código en varios tipos de lenguaje informático como JavaScript o HTML, traducir de uno a otro o desde el lenguaje natural al informático.

Váyanse preparando ¡Aquí hay para todos!

GPT-3 se lo ha leído todo, desde noticias, artículos de blog, hasta las enciclopedias online

Ya la salida de GPT-2, su versión anterior, causó revuelo al ser catalogado por sus creadores como peligroso de ser utilizado para fines poco éticos.

Su potencial de generar grandes cantidades de texto en cuestión de segundos hacía posible su utilización para creación de noticias falsas, aumento de la desinformación, etc. Aunque, al cabo de unos meses, y diciendo que quizá habían exagerado un poco, decidieron sacarlo al mercado.

Pero es que GPT3 no es solo un poquito más potente; mientras GPT-1 y GPT-2 funcionaban con 110 millones y 1.500 millones de parámetros respectivamente, GPT-3 funciona, nada más y nada menos, que con 175.000 millones.

Este nuevo modelo ha absorbido más de 400.000 millones de textos presentes en la red. Es entonces a través de estos textos y conocimientos que, GPT-3, es capaz generar relatos o ensayos coherentes y predecir el sentido del texto en base a ciertos datos.

Pero, a diferencia de lo que podríamos imaginar, esta tecnología no lee la información como nosotros, de izquierda a derecha de la frase, ni, como en otros países, de derecha a izquierda, de abajo a arriba o de arriba abajo. Sino que podríamos decir que lee todo de un plumazo y al instante, en apenas segundos.

¡Ay, si hubiésemos podido leer así todas las lecciones del colegio!

No es que esta tecnología entienda lo que lee o escribe en el sentido humano del término, sino que, por decirlo así, es capaz de generar coherencia y acertar en base a una serie de parámetros matemáticos basados en la ingente cantidad de información absorbida.

Microsoft apuesta por GPT-3

Las posibilidades que plantea este modelo no han pasado inadvertidas para Microsoft, que ya a mediados de 2021 anunció en su conferencia de desarrolladores de Build la primera integración de GPT-3 en Power Apps, su plataforma de desarrollo de aplicaciones.

Gracias a esta unión de fuerzas, Microsoft pretendía acercar la creación de apps a todo el mundo, suprimiendo la necesidad de comprender el lenguaje en código y conocer las fórmulas de programación. Tanto desarrolladores expertos como personas con escasa o nula experiencia podrían desarrollar aplicaciones para impulsar la productividad de sus negocios.

Azure OpenAi Service, la unión entre los modelos de lenguaje de GPT-3 y las capacidades empresariales de Azure

Meses más tarde, en noviembre de 2021, Microsoft presentó nuevos avances y mejoras para su implementación de GPT-3 en sus productos durante su conferencia Ignite. Estas novedades se concentraron en el nuevo Azure OpenAI Service, el cual permite acceder a la API de OpenAI a través de la plataforma Azure. De este modo, los clientes de Microsoft obtienen un acceso a los modelos de GPT-3 de OpenAI, combinado con la seguridad, la privacidad, el cumplimiento y otras capacidades a nivel empresarial que ofrece Microsoft Azure.

Eric Boyd, vicepresidente corporativo de Microsoft para Azure AI, manifestó que esto es solo el principio y que, por ahora, solo han rascado un poco la superficie de las posibilidades que GPT-3 puede ofrecer. “Estamos apenas en las etapas iniciales de descubrir cuál es el poder y el potencial de GPT-3, que es lo que lo hace tan interesante. Ahora tomamos lo que ha lanzado OpenAI y lo ponemos a disposición de todas las promesas empresariales que las empresas necesitan para pasar a la producción”.

Así mismo, también se anunciaron nuevas herramientas disponibles para los clientes, las cuales servirán para asegurar que los resultados del modelo son adecuadas para sus negocios. Además, se supervisará cómo se emplea esta tecnología, de modo que se asegure que es usada de modo correcto.

Dominic Divakaruni, gerente de productos de la división de Microsoft que lidera Azure OpenAI, reveló algunos usos potenciales de este nuevo producto: “Ayuda a acelerar el proceso de escritura creativa, les ayuda a extraer información de una gran cantidad de texto y sus capacidades de generación de código son un gran ejemplo de los nuevos tipos de valor comercial que aportan estos modelos. Los clientes aprenden cosas nuevas sobre lo que les puede iluminar cada día”.

Desde la creación de webs hasta la optimización de servicios financieros, otras herramientas que ya usan GPT-3

Al igual que en el caso de Microsoft, otras empresas y soluciones han decidido impulsar su actividad con las maravillas que GPT-3 pone a su disposición. Estos son algunos ejemplos:

Debuild.co

Esta herramienta facilita la creación de aplicaciones y páginas web, acelerando el proceso mientras mantiene unos resultados eficientes gracias a la tecnología de GPT-3. También permite crear códigos SQL, componentes React y ensamblar una interfaz visualmente.

MessageBird

Esta plataforma de comunicaciones omnicanal ha integrado la tecnología de GPT-3 para optimizar las interacciones, las autenticaciones y las videollamadas con clientes para empresas de marketing y ventas.

Tabulate

Esta herramienta da servicios administrativos y financieros a bares y restaurantes. Gracias a GPT-3 puede combinar la última tecnología con el trabajo de profesionales, ofreciendo servicios de contabilidad, nómina, análisis, impuestos, etc, mejorados.

Copy.ai

Esta solución se sirve de GPT-3 para automatizar herramientas de creatividad de texto. Con Copy.ai podrás generar copys para campañas de marketing, redes, webs, blogs, etc, con un solo clic.

Pero, ¿es realmente tan increíble?

Como sus propios creadores afirman, esta tecnología está lejos de funcionar perfectamente. Aún comete errores, y en ocasiones presenta incoherencias.

Además, al basarse en textos y material creado por personas humanas a lo largo de la historia de internet hace que asimile muchos de los sesgos y prejuicios. Se han dado ejemplos en los que incluso GPT-3 responde de forma racista o sexista a ciertas cuestiones.

Sin embargo, el hecho de que sea capaz de realizar acciones concretas en el procesamiento del lenguaje natural, sin que se le haya entrenado específicamente para ello, supone un paso importante en inteligencia artificial.

A la vista de los acelerados avances que se están dando en este campo, en los próximos años nos veremos sin duda obligados a replantearnos nuestra forma de entender e interactuar con el mundo que nos rodea, sobre todo con la tecnología.

En el cuento de Roald Dahl, la máquina de escribir relatos de Adolph tenía aspecto de cuadro de mando de un avión. Con pulsar una serie de botones o palancas se preseleccionaba el argumento o el estilo, la categoría, el tema, los personajes o el léxico. ¿Quién nos asegura en unos años que un artículo como este no haya sido escrito con botones y palancas por el prolífico autor llamado GPT-X?

Por el momento, te dejamos esta maravillosa conversación entre Elon Musk y Marc Zuckerberg sobre el Metaverso generada por GPT-3:

Elon Musk: Hola, Mark. ¿Cómo estás?

Mark Zuckerberg: Bien, Elon. Gracias por preguntar. ¿Y tú?

Elon Musk: Estoy bien también. Me alegro de que hayamos podido vernos en persona otra vez. Ha pasado un tiempo desde la última vez que nos vimos en el Metaverso.

Mark Zuckerberg: Sí, ha pasado un poco de tiempo. Pero creo que vale la pena explorar este nuevo mundo virtual juntos.

Elon Musk: He estado pensando en el metaverso últimamente y quería compartir mis ideas contigo.

Mark Zuckerberg: Claro, me encantaría escuchar lo que tienes que decir.

Elon Musk: Bueno, como sabes, el metaverso es una simulación de la realidad construida por ordenadores. Y creo que podría ser muy útil, pero también peligroso.

Mark Zuckerberg: ¿Peligroso? ¿En qué sentido?

Elon Musk: Bueno, si la gente pasa demasiado tiempo en el metaverso, podrían perder el contacto con la realidad y vivir en un mundo virtual. Y eso podría ser muy peligroso.

Mark Zuckerberg: Hmm, sí, eso es cierto. Pero creo que también podría ser muy útil para la gente. Por ejemplo, podríamos usar el metaverso para ayudar a los niños a acceder a la educación en todo el mundo.

Elon Musk: Sí, eso es cierto. Pero también creo que el metaverso podría ser utilizado para controlar a las personas.

Mark Zuckerberg: Hmm, sí. Pero ese no es su propósito, con el Metaverso queremos ayudar a la gente.

Elon Musk: Sí, pero creo que debemos tener cuidado con el metaverso. No quiero que la gente pierda el contacto con la realidad y viva en un mundo virtual.

 

Escribir comentario