Copiar enlace

La historia de Bill Gates, el popular creador de Microsoft, comienza en Seattle, Washington, donde nació el 28 de octubre de 1955. Desde joven, Gates mostró un interés pronunciado por la tecnología, y de hecho su primer encuentro significativo con la informática ocurrió en la Lakeside School, donde junto a Paul Allen, comenzó a explorar el mundo de la programación. Este temprano interés sentó las bases para lo que sería una carrera revolucionaria en la tecnología.

En 1973, Gates ingresó en Harvard, pero pronto descubriría que su verdadera pasión no estaba en las aulas, sino en la revolución tecnológica que estaba comenzando. Convencido de que el futuro pertenecía a la informática personal, dejó Harvard en 1975 para perseguir su visión. Ese mismo año, junto con Paul Allen, fundó Microsoft, una empresa que cambiaría para siempre el panorama tecnológico.

El destino de Microsoft tomó un giro decisivo en 1980 cuando IBM se acercó a ellos. Gates y su equipo desarrollaron MS-DOS para el primer PC de IBM, un movimiento que no solo fue lucrativo sino estratégico, ya que Gates retuvo los derechos para licenciar el software a otros fabricantes. La introducción de Windows en 1985 consolidó el dominio de Microsoft en el mercado, ofreciendo una interfaz gráfica que transformaría la interacción usuario-ordenador.

Hoy repasaremos su vida y algunas de las curiosidades que han marcado su carrera, desde sus orígenes hasta convertirse en uno de los más ricos del planeta, con una fortuna valorada (diciembre de 2023) en 104.000 millones de dólares.

10 curiosidades que probablemente no conoces sobre Bill Gates, el creador de Microsoft

1.Niño prodigio

Con tan solo 13 años, en la Lakeside School, Gates desarrolló un juego de tres en raya que se podía jugar contra el ordenador. Este fue uno de sus primeros contactos con la programación, mostrando su habilidad natural y su interés en la tecnología desde una edad temprana.

2. Emprendedor precoz

En 1972, tres años antes de Microsoft, Gates, Paul Gilbert y Paul Allen crearon Traf-O-Data, una empresa que desarrollaba dispositivos para leer los datos de los cintas magnéticas utilizadas por los contabilizadores de tráfico urbano para registrar el número de vehículos que pasaban por un determinado lugar. En ese momento, Gates todavía era un estudiante de secundaria.

El dispositivo de Traf-O-Data automatizaba el proceso de lectura de los datos de tráfico. Antes de esto, la lectura se hacía manualmente, lo que era un proceso lento y propenso a errores. El objetivo era ofrecer a los municipios y organizaciones de planificación urbana una manera más eficiente de recopilar y analizar los datos de tráfico para mejorar la planificación y gestión de las infraestructuras urbanas.

Aunque la idea era prometedora, Traf-O-Data enfrentó varios desafíos. El primer prototipo del dispositivo tuvo problemas durante una demostración pública, lo que afectó la confianza de los posibles clientes. Además, la empresa se vio afectada por la evolución de la tecnología gubernamental, específicamente cuando el Estado de Washington, un posible cliente clave, comenzó a utilizar su propio sistema para procesar datos de tráfico.

Traf-O-Data no logró el éxito comercial esperado, pero fue una experiencia formativa crucial para Gates y Allen. Les proporcionó experiencia valiosa en hardware, software y el funcionamiento de una empresa de tecnología.

3. Salto académico

Gates ingresó a Harvard en 1973 con la intención de estudiar derecho, pero rápidamente se vio atraído por los cursos de matemáticas y programación. En 1975, abandonó la universidad para fundar Microsoft con Allen, convencido de que el futuro estaba en el software para ordenadores personales.

4. Pionero del software

En una época donde el hardware era considerado la parte más valiosa de la informática, Gates tuvo la visión de que el software sería lo que realmente marcaría las diferencias. Esta visión llevó a Microsoft a liderar el desarrollo de sistemas operativos y aplicaciones que transformaron la industria.

En los primeros días de la computación, la mayoría de la atención y el valor se centraban en el hardware. Las grandes máquinas y los complejos sistemas físicos eran vistos como el núcleo de la tecnología informática. Sin embargo, Bill Gates, cofundador de Microsoft, tenía una perspectiva diferente. Él creía que el software, no el hardware, sería el factor más influyente en el futuro de la informática.

Esta visión era revolucionaria en un momento en que el hardware dominaba el pensamiento tecnológico. Gates entendió que el software ofrecía una flexibilidad y una capacidad de innovación que el hardware por sí solo no podía igualar. Esta perspectiva puso a Microsoft en un camino único, diferenciándolo de otros gigantes tecnológicos de la época que se centraban principalmente en el hardware. La empresa lideró el desarrollo de MS-DOS y, posteriormente, Windows, sistemas operativos que se convirtieron en fundamentales para la informática personal. Estos sistemas operativos proporcionaron una interfaz de usuario más amigable y accesible, abriendo la informática a un público más amplio.

5. Competitivo en los negocios

Gates era conocido por su intensa competitividad. Bajo su liderazgo, Microsoft adoptó estrategias agresivas para posicionarse en el mercado, lo que eventualmente llevó a varias batallas legales por cuestiones antimonopolio, entre las que destacan:

  • Estados Unidos vs. Microsoft (1998-2001): Este es probablemente el caso más famoso. El Departamento de Justicia de EE. UU. y varios estados acusaron a Microsoft de mantener un monopolio ilegal y de utilizar prácticas anticompetitivas, especialmente en relación con su navegador de Internet, Internet Explorer. El caso se centró en si Microsoft había abusado de su posición dominante en el mercado de sistemas operativos para limitar la competencia en otros mercados, como los navegadores web.
  • Unión Europea vs. Microsoft (2004 y 2008): La Comisión Europea encontró que Microsoft había abusado de su posición dominante en el mercado con su sistema operativo Windows y su software de servidor. La compañía fue acusada de restringir la interoperabilidad con software de la competencia y de integrar su propio software de reproductor multimedia en Windows.

6. Inversiones diversificadas

Aparte de su trabajo en Microsoft, Gates ha invertido en varias empresas y tecnologías emergentes. Sus inversiones abarcan desde energía limpia y biotecnología hasta agricultura y educación, demostrando su interés en una amplia gama de campos que pueden impactar positivamente en el futuro.

7. Un lector voraz

Gates es famoso por leer libros de una amplia gama de temas, y dedica una semana al año (“think week”) para leer y reflexionar en una cabaña aislada. Su amor por la lectura ha sido una constante en su vida, y a menudo recomienda libros que encuentra particularmente motivadores. Él mismo ha explicado que lee alrededor de 50 libros al año.

8. Filántropo

A través de la Fundación Bill y Melinda Gates, creada en 2000, el creador de Microsoft ha donado miles de millones de dólares a diversas causas, incluyendo educación, salud global y desarrollo de tecnologías para combatir la pobreza.

La Fundación Gates ha sido un catalizador en la lucha contra enfermedades infecciosas y en la mejora de los sistemas de salud en países en desarrollo. Han financiado investigaciones y programas que han contribuido significativamente a reducir la incidencia de enfermedades como la malaria y la poliomielitis.

9. Un influencer del siglo XXI

A través de sus plataformas de redes sociales y apariciones públicas, Gates comparte sus ideas sobre una variedad de temas importantes, desde la tecnología y la innovación hasta el cambio climático y la educación. Continúa siendo una de las voces más influyentes en el debate público global, utilizando su experiencia y su plataforma para fomentar la conciencia y el cambio.

10. Predicciones acertadas

Bill Gates escribió en 1996 un ensayo titulado “El Contenido es el Rey”, en el que se incluían frases como “Una de las cosas más interesantes de Internet es que cualquier persona que tenga un ordenador y un módem podrá crear y publicar cualquier contenido. Internet es, en cierta forma, el equivalente multimedia de la fotocopiadora. Permite que el material sea duplicado a bajo coste, al margen del tamaño del público”. Tenía una enorme razón, dada la facilidad y bajo coste (incluso gratuidad) para crear contenido y publicarlo en la red.

En 1999, el creado de Microsoft escribió un libro llamado “Business @ the Speed of Thought”, donde predijo la proliferación de dispositivos móviles y tabletas, así como la importancia de Internet en la vida cotidiana, mucho antes de que se volvieran tan comunes.

Gates también es famoso por haber acertado con otras predicciones, como que “habrá una computadora en cada escritorio y en cada hogar”. Esta visión se ha convertido en una realidad, ya que las computadoras personales se han vuelto ubicuas en la mayoría de los hogares y lugares de trabajo. También predijo la popularidad de las redes sociales,  “sitios web privados para los amigos y la familia que permitirán chatear y planificar eventos”.

Gates ha estado involucrado en el desarrollo de la inteligencia artificial durante años y predijo que esta tecnología transformaría industrias como la atención médica y la fabricación. Hoy es evidente que las aplicaciones de la IA son cada vez más omnipresentes en sectores diversos. Además, Microsoft se ha convertido en la principal accionista de OpenAI, una de las referencias en este campo.

Las (injustificadas) críticas a Bill Gates durante la pandemia

La controversia que rodea a Bill Gates en relación con la pandemia de COVID-19 es una cuestión compleja que ha generado mucho debate. Durante la pandemia, Gates se convirtió en el blanco de múltiples teorías de la conspiración y acusaciones sin fundamento, que abarcaban desde su supuesta participación en la creación o propagación del virus hasta teorías que lo vinculaban con planes para controlar la población a través de las vacunas, acusaciones que carecían de evidencia creíble.

De hecho Bill Gates, a través de la Fundación Bill y Melinda Gates, ha sido un prominente defensor de la salud pública global y ha financiado investigaciones y programas de lucha contra enfermedades infecciosas mucho antes de la aparición de COVID-19. La fundación ha tenido un papel significativo en la batalla contra enfermedades como la poliomielitis y la malaria. La difusión de teorías conspirativas sobre Gates ha sido exacerbada por las redes sociales, donde la desinformación ha jugado un papel crucial en la propagación de acusaciones infundadas.

Estas teorías han influido en la percepción pública sobre Gates y han afectado la confianza en las vacunas y en las medidas de salud pública, lo que representa un desafío importante para la salud global. Este fenómeno resalta la importancia del pensamiento crítico y la verificación de hechos en la era actual de la información.

Imagen: Depositphotos

Escribir comentario

¡Mantente al día!