Facebooktwitterlinkedin

Instagram se las ha comenzado a ingeniar para intentar retener a los creadores de contenido de su plataforma, quienes cada vez más se están yendo a TikTok. La red social propiedad de Meta (antes Facebook) ha anunciado su nuevo esquema de suscripciones de pago, para que así los creadores puedan ofrecer contenidos exclusivos para quienes quieran pagar por verlos.

Este servicio, llamado Instagram Subscriptions, ya se encuentra disponible a modo de prueba en Estados Unidos desde el pasado martes 18 de enero. Desde luego, la red social planea llevar el servicio hacia el resto del mundo en un futuro no muy lejano.

La prueba ha comenzado con apenas diez creadores de contenido estadounidenses: @alanchikinchow, @sedona._, @alizakelly, @kelseylynncook, @elliottnorris, @jordanchiles, @jackjerry, @bunnymichael, @donalleniii y @lonnieiiv

quienes tienen la libertad de escoger qué precios establecerán para que sus suscriptores puedan acceder a sus contenidos favoritos. Asimismo, podrán agregar a su perfil un botón para facilitar los procesos de suscripción. Un modelo de suscripción para contenidos exclusivos similar al de otras plataformas como Twitch o Patreon.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Alan Chikin Chow (@alanchikinchow)

Tipos de suscripciones en Instagram

Estas suscripciones tendrán precios que oscilan entre 0,99 y 99,99 dólares al mes (entre 0,87 y 88 euros mensuales), eso sí, dependiendo del tipo de contenido que ofrecerán los creadores y de la disposición que tengan los seguidores para pagar por dichas suscripciones. Hay diferentes maneras de visualizar estos contenidos:

  • Suscriber Lives: Se trata de emisiones en directo de Instagram exclusivas para quienes paguen el servicio, permitiendo así tener un mejor engagement. Se diferencian de los «lives» habituales porque aparecen con un círculo morado.
  • Suscriber Stories: Con esta suscripción, los usuarios podrán ver stories exclusivas de los influencers, con quienes podrán interactuar allí mediante el uso de stickers.
  • Suscriber Badges: Este servicio le permite a los creadores de contenido destacar comentarios, es decir, podrán identificar a sus suscriptores con el uso de un icono de color morado al momento en que éstos comentan sus publicaciones en su feed.

Las ganancias van a los creadores, no a Instagram

Instagram anunció, además, que el dinero recaudado por estos creadores de contenido con estas suscripciones les quedará a ellos en su totalidad, es decir, la red social no cobrará ninguna comisión por ello. «Nuestro objetivo principal aquí es ayudar a los creadores a ganarse la vida…«, señaló Ashley Yuki, coordinadora de producto de Instagram.

Por otro lado, la red social informó a TechCrunch que, para esta primera fase de prueba no se han desplegado las medidas de seguridad con las que se evitarían que se capturen imágenes o se copien elementos relacionados al contenido del creador y que esto sea difundido sin permiso del creador de contenido por la red.

Es así como Instagram sigue los pasos de su red social hermana, Facebook, así como también de otras plataformas como Twitch y hasta Twitter (con su servicio de contenido por suscripción Twitter Blue) en permitir que los usuarios ofrezcan contenidos de pago a sus seguidores.

De hecho, la propia Ashley Yuki no descarta que en un futuro los servicios de suscripción de Facebook e Instagram se fusionen, creando así toda una estructura de pago transversal con la que incluso los mismos usuarios podrían realizar compras online, una idea que se complementaría perfectamente con la idea del metaverso que Mark Zuckerberg tiene en mente. «En esta prueba, eso aún no está implementado. Pero eso es algo que definitivamente podríamos considerar para el futuro”, afirmó Yuki.