Facebooktwitterlinkedin

El pasado mes de noviembre Jack Dorsey anunció que dejaría su cargo como CEO de Twitter, una renuncia que tenía efecto de forma inmediata. «No estoy seguro de que alguien lo sepa, pero renuncié a Twitter», publicó Dorsey en Twitter, junto con la imagen del email que compartió a su equipo de trabajo al notificar su renuncia como CEO de Twitter. Ahora, el fundador de la red social ha dado un paso más en su proceso de salida, anunciando que renuncia a su puesto en la junta directiva de la compañía. De esta forma, Twitter pierde al último de los fundadores (junto a Evan Williams y Biz Stone) que todavía permanecía en la empresa.

Una salida anunciada

Tras asumir su rol como CEO de Twitter por 16 años, el pasado mes de noviembre Dorsey explicó «que por fin es el tiempo de irme. ¿Por qué? Se habla mucho de la importancia de que una compañía sea liderada por el fundador. Últimamente creo que eso es una limitante y un factor para el fracaso. He trabajado arduamente para asegurarme que esta compañía pueda alejarse de su fundación y sus fundadores. Hay tres razones por las cuales creo que ahora es el momento adecuado», detalló Dorsey.

Una de las razones por las que Dorsey decidió dejar su cargo es que Parag Agrawal, ex CTO de la red social, estaba preparado para asumir el cargo de CEO de Twitter. «Él ha sido mi opción por algún tiempo, pues conoce y entiende en profundidad lo que esta compañía es y necesita. Parag ha estado detrás de cada decisión crítica que ha ayudado a darle la vuelta a la compañía«.

Agrawal, de 37 años, era director de tecnología desde 2017, y ha permanecido en Twitter durante más de una década. Anteriormente había estado a cargo de la estrategia que involucra inteligencia artificial y machine learning, y ha dirigido proyectos para hacer que los tuits en el timeline de los usuarios fueran más relevantes para ellos.

De hecho Dorsey aseguró en su comunicado que se eligió a Agrawal para liderar la empresa debido a que «tiene una comprensión profunda de la empresa y sus necesidades».

Otra de las razones que dio para tomar esta decisión, tras la que Dorsey continuó hasta el día de ayer como miembro de la junta, es que el actual presidente y director de operaciones de Salesforce, Bret Taylor, le sucedería como  jefe de la junta directiva de Twitter. «Tener a Bret en ese rol de liderazgo me da mucha confianza en la fortaleza de la junta para avanzar».

Finalmente, la tercera de las razones hacía referencia al ejemplo que ofrece este cambio al equipo de Twitter, poniendo a Parag Agrawal como caso de éxito de un empleado que ha desarrollado todo su potencial en la compañía. Por supuesto que en la historia de Twitter no solo ha participado Dorsey, sin embargo, ha sido uno de los fundadores más reconocidos ya que fue a quién se le ocurrió una idea para reconducir la compañía.

Ahora, con la nueva etapa de la compañía con Elon Musk al frente todavía por determinarse, Dorsey ha decidido dar un definitivo paso a un lado.

Jack Dorsey, cofundador y uno de los rostros más reconocidos en Twitter

Jack Dorsey se inició en el campo de la programación siendo un adolescente: a los 17 años se infiltró en los sistemas de Dispatch Management Services, una empresa de mensajería en bicicleta con sede en Nueva York señalando su falta de seguridad, y claro, la empresa lo contrató de inmediato. En 1999 Dorsey se mudó a Oakland donde fundó junto con un equipo de trabajo una startup enfocada en los servicios de taxi, mensajeria y servicios de emergencia vía internet.

Un año más tarde, Dorsey comienza a idear un servicio de internet en el que las publicaciones aparecerían en tiempo real y «mientras suceden».

La historia de Twitter comienza en 2004 en el apartamento de Noah Glass, un programador estadounidense que ideó un proyecto llamado Odeo: su idea fundamental era la posibilidad de dejar un mensaje grabado en formato MP3 al llamar por teléfono, que quedaba alojado en la Nube. A este proyecto se uniría más tarde el creador de Blogger.com, Evan Williams. Poco después, Odeo se convirtió una plafaforma de podcasting con 14 empleados, entre los que estaban el consejero delegado, Biz Stone – antiguo compañero de trabajo de Williams en Google-

Pero más tarde Apple lanzó iTunes y Odeo perdió su atractivo, y a Dorsey se le ocurrió usar SMS para crear conversaciones entre pequeños grupos de personas. Y  «Twttr» vió la luz en 2006 como un servicio interno de Odeo.

El primer tweet en la historia de la plataforma lo escribió Jack Dorsey el 21 de marzo de ese mismo año y decía “Just setting up my twttr” (sólo ajustando mi Twttr). En 2007 es cuando Twitter ya se convierte oficialmente en una empresa independiente y Jack Dorsey pasa a ser CEO.

Y si creías que desde entonces Dorsey ostentó este cargo, estás en un error: las rencillas no se hicieron esperar y Williams sugirió la expulsión de Jack Dorsey, que se hizo efectiva poco después. Sin embargo ante su gran crecimiento la plataforma no paraba de colapsar, y tras volverse un verdadero caos, la junta de Twitter decidió despedir a Evan Williams y recuperar a Jack Dorsey como presidente ejecutivo, mientras Biz Stone abandonaba la compañía en junio de 2011.

Tras años de crecimiento incierto, caídas del precio de sus acciones y una incapacidad constante para lograr monetizar la compañía de forma constante y exitosa, Twitter sigue en la lucha por mantener su estatus como una red social de referencia, integrando nuevas funcionalidades que logren que los usuarios veteranos permanezcan y atraer a nuevos, incluyendo cambios en su timeline, transmisiones de vídeo en directo, chats de audio y ahora live commerce, y habrá que esperar para saber cuál es el futuro de una de las redes sociales más importantes de la era de internet, cuál será su evolución y si Dorsey volverá o se mantendrá centrado en Block (antes conocida como Square).

 

Escribir comentario