Copiar enlace

Si ya vendes en línea seguramente sabes que gestionar tu venta en distintos canales puede ser una tarea caótica que en más de alguna ocasión te habrá generado dolores de cabeza. Si no vendes en línea, es probable que quieras empezar a hacerlo de la manera más ordenada posible. Tomando en cuenta esto, existen herramientas diseñadas con el fin de facilitar la operación de los vendedores, siendo una de las más importantes los integradores.

¿Qué es un integrador?

Un integrador es una plataforma SaaS (Software as a Service) que permite vender en múltiples canales desde un solo lugar, adoptando un esquema omnicanal que hace posible sincronizar ERP y/o un eCommerce propio con los principales marketplaces del mercado.

Los integradores abren un sinfín de posibilidades de crecimiento a los vendedores al poder aumentar, sin gran complicación a la operación ni destino excesivo de tiempo y capital, la cantidad de puntos de venta ofrecidos.

Ventajas de tener un integrador

1. Contarás con un experto a tu lado para seguir buenas prácticas

Con un integrador, siempre podrás tener tus inventarios sincronizados y así evitar sobre venta. Igualmente, esta solución te permitirá despachar tus pedidos más rápidamente, además de que tendrás acceso a reportes que consoliden las métricas más importantes de la venta online, de tal manera que sabrás interpretarlos correctamente.

2. Automatización de procesos

Adoptar un integrador tiene como fin principal la automatización de procesos, misma que genera eficiencias en tiempo y capital que se pueden destinar a escalar el negocio. Con un integrador, como Yuju, por ejemplo, es posible seguir un solo proceso para categorizar todos los productos del catálogo a través de los distintos marketplaces en los que se vende.

De igual manera, esta solución te permitirá confirmar automáticamente los pedidos pagados y recibir guías de envíos de todos los canales a tu sistema.

3. Homologación de información

Un integrador homologa la información de los productos, evitando las ineficiencias que resultan de los diferentes funcionamientos de cada canal. A través de un integrador, como Yuju, toda la información se leerá de la misma manera aunque se esté operando en múltiples marketplaces.

Asimismo, será posible ahorrar tiempo en la creación masiva de productos, ya que utilizas un solo método para hacerlo en todos los canales, y a través de una API homologada, es posible consultar de la misma manera pedidos de distintos canales, aún si cada uno de éstos tiene una estructura distinta.

¿Quién puede ser cliente de un integrador?

Un integrador resulta de gran utilidad tanto para un negocio que apenas está pensando en vender en 1 o 2 canales en línea, como para uno que ya vende en múltiples canales a la vez. Sin embargo, en todos los casos existen buenas prácticas que harán el proceso de adopción de un integrador mucho más sencillo. Algunas de esas prácticas son:

  • Tener SKU/código de barras
  • Tener la ficha técnica del producto desglosada y completa
  • Tener imágenes de buena calidad para cada producto que se desea vender con al menos una con fondo blanco y transparente.

En este mismo sentido, lo que se requiere para utilizar un integrador es:

  • Una persona dentro de la empresa que dedique una o varias horas al día, según el cliente, a operar la plataforma.
  • El pago de una licencia mensual. Por lo general, no es necesario destinar una mayor inversión que ésta, aunque si el negocio opera con un ERP podría haber un costo de integración único.

Imagen:Depositphotos

Mostrar comentarios (1)

¡Mantente al día!