Facebooktwitterlinkedin

Los adultos mayores son los menos familiarizados con el uso de herramientas en línea y esto se debe a la falta de soluciones amigables y alineadas con sus necesidades en el mercado chileno. De manera inconsciente, esto ha provocado una brecha digital entre ellos y las personas jóvenes.

Para revertir lo anterior Minsait ha puesto a su disposición un autoservicio asistido; que incluye cabinas específicas para su atención de forma más cercana y especializada, el soporte remoto para cajeros y la identificación de voz para críticas operativas, todo lo necesario para una mejor digitalización para adultos mayores en el país.

Así es el plan de la digitalización para adultos mayores de Minsait

Uno de los objetivos principales de esta compañía líder en transformación digital y tecnologías de la información (TI) es incluir a todos los tipos de clientes. Por eso, se ha aventurado a desarrollar y entregar soluciones evolutivas que permitan estrechar la brecha digital que existe entre las entidades financieras y la población mayor.

“A pesar de lo que muchos podrían pensar, los clientes senior no quieren ser marginados del uso de la tecnología, si no que por el contrario quieren utilizarla, pero desean que ésta se más amigable y alineada con sus necesidades, como lo comprueba un análisis del mercado realizado por Minsait”, destacó al respecto Francisco Gamboa, senior manager del mercado de servicios financieros en Chile.

 Sus tres grandes líneas de acción

La empresa cuenta con tres grandes líneas de acción para la digitalización para adultos mayores. Estas son:

  • Fortalecimiento de sus canales de comunicación

Para mejorar sus canales de comunicación, sus líderes han trabajado en interfaces específicas y en una atención adaptada y prioritaria para ellos, por biometría vocal.

El servicio en las oficinas físicas tras cita previa y los gestores de tráfico digital también han sido potenciados.

  • Acceso a la banca en zonas remotas

Minsait también ha incentivado el acceso a la banca en zonas remotas, con la creación de oficinas móviles en línea y mediante una solución denominada TAPP. Esta última le permite a los consumidores de edad avanzada retirar efectivo en cuestión de cinco segundos y sin la necesidad de tener contacto físico con el dispensador o dispositivo electrónico.

“Creemos que es nuestro deber fomentar una banca al alcance de todos y dar respuesta a la necesidad de inclusión financiera que demandan los segmentos de población con edad más avanzada”, agregó Gamboa.

  • Senior Care

Se trata de una vía de actuación que agrupa tecnologías de análisis del cliente (también conocida como customer analytics), que pretende identificar necesidades y recibir información o datos que faciliten la toma de decisiones dentro de la firma, tanto para mejorar la atención ofrecida como para que las gestiones sean más eficientes y accesibles.

Beneficios que garantizan los procesos digitales, en términos generales

La banca digital (o procesos digitales) ha traído una incontable cantidad de beneficios. De acuerdo a los expertos, estos son los más valorados por los chilenos (de todas las edades) en la actualidad:

  • Comodidad y accesibilidad 24/7

Los usuarios pueden llevar a cabo transacciones desde cualquier lugar y dispositivo sin necesidad de hacer largas filas en la sede escogida del banco en cuestión. Aunado a esto, pueden acceder sin limitaciones de horario.

  • Practicidad y rapidez

Las personas pueden realizar múltiples transacciones en sencillos pasos, como por ejemplo pagar servicios básicos, aportaciones, ejecutar transferencias bancarias nacionales e internacionales, etc, desde una sola página web o aplicación móvil.

  • Seguridad

Este tipo de banca trabaja de manera constante en la protección de sus operaciones digitales por medio de diferentes herramientas.

Imagen: Freepik

Escribir comentario