Facebooktwitterlinkedin

El teletrabajo ha sido la solución para que los negocios puedan mantener sus operaciones en tiempos de pandemia. América Latina no ha sido la excepción. El impacto de Coronavirus ha sido igual de alto en el continente como en el resto del mundo, así lo afirmado la Organización Internacional del trabajo.

Dicha organización asegura que, en el 2020 y durante el segundo trimestre, 23 millones de personas trabajaron de forma remota. Esta cifra revela que el porcentaje de asalariados bajo la modalidad del teletrabajo pasó al 30% solo el año pasado. Ya con buena parte del 2021 transitado, hay distintas oportunidades y desafíos para la región relacionadas con el teletrabajo. 

El teletrabajo en América Latina

La pandemia terminó de imponer el teletrabajo y la transformación digital en las empresas. La llegada del confinamiento impulsó a las organizaciones a adoptar la gestión remota de proyectos y operaciones en un escenario laboral y comercial muy complicado e incierto. 

En América Latina, el teletrabajo sirvió para preservar las relaciones laborales y disminuir por completo la caída del empleo. El trabajo remoto se impuso como un acelerado futuro. Aunque los expertos sabían que en algún momento esta modalidad llegaría a ser una metodología permanente para muchas organizaciones, la forma de presentarse fue más rápida de lo esperado. Lógicamente, esto tomó por sorpresa a muchas organizaciones. 

Beneficios del teletrabajo

En principio, sirvió para disminuir el efecto negativo de la pandemia y la crisis económica. El teletrabajo ayudó a conservar millones de puestos de trabajo y la estabilidad para numerosas familias. Hoy en día, cuando las restricciones del confinamiento han disminuido y muchas organizaciones han podido retomar sus actividades con normalidad, el teletrabajo continúa.

Sin embargo, hay desafíos por superar para las empresas que han debido implementar el trabajo remoto con demasiada rapidez. Ya que el trabajo tiene un gran impacto en el desarrollo social, las comunidades deberán prepararse para asumir de forma permanente el teletrabajo. 

Si bien la OIT dice que es muy pronto para predecir qué tan preparadas están las empresas de Latinoamérica para el trabajo remoto, es una modalidad que no se irá. Lo cierto es que muchas organizaciones han encontrado en la gestión a distancia una solución más que efectiva y esto hará que surjan nuevas formas de trabajo híbridas. 

El desafío educativo y tecnológico 

Quizás estos dos sean los mayores obstáculos que deban superar las empresas en América Latina para implementar el teletrabajo de manera efectiva, según la OIT. Solo las personas con trabajo formal y estable, alto nivel educativo y acceso a tecnologías pudieron aprovechar los beneficios del trabajo remoto. Esto significa que hay un grueso de la población que todavía no puede teletrabajar.

Mientras más organizaciones puedan formar a sus empleados para hacer uso de la tecnología digital, aumenten los salarios y los autónomos también mejoren su experiencia con el uso de herramientas de comunicación, el teletrabajo aumentará en la región. 

Las herramientas tecnológicas para videoconferencias 

Es clave y estratégico que más empresas y personas en nuestra región se familiaricen con el uso de recursos e instrumentos para las comunicaciones a distancia. Principio indispensable para la gestión de las relaciones con clientes y empleados, manejar operaciones y verificar el cumplimiento de proyectos. 

Por ello, te mencionaremos algunos puntos importantes que debes tener en cuenta a la hora de comprar una webcam para teletrabajar.

Cómo elegir la mejor webcam para teletrabajar

Debes tener presente estos requisitos a la hora de adquirir una webcam para trabajar en remoto:

1. Resolución

Es importante que la webcam tenga alta resolución. Cuanto menor sea la resolución, más granulada se verá la imagen en la pantalla. La mayoría de las cámaras web modernas solo admiten la captura de video de alta definición. Busca una resolución de captura de video de al menos 720p o superior, nuestra recomendación es que sea de 1080p. Esta resolución es actualmente la más común y sus modelos son bastante asequibles.

2. Fotogramas por segundo

También es importante una alta frecuencia de imagen. Las cámaras web que no tienen una frecuencia de imagen alta producen imágenes que se tambalean y se congelan periódicamente en la pantalla. 

La frecuencia de imagen se mide en fotogramas por segundo, así que busca los fps en el embalaje de la webcam. Es necesario un mínimo de 15 fps para transmitir vídeo.

3. Lente

El tipo de lente de la webcam afecta a su rendimiento. Algunos modelos básicos tienen lentes de plástico. Sin embargo, es aconsejable optar por una lente de cristal, que mejora el rendimiento sin aumentar significativamente el precio.

4. Imágenes fijas

Busca una cámara web que capture imágenes fijas de al menos dos megapíxeles. La mayoría de los modelos actuales transmiten imágenes mucho más altas, y son habituales las capturas de 15 megapíxeles.

5. Micrófono

Un micrófono incorporado es otra característica que debes tener en cuenta. No es difícil encontrar una cámara web con dos o más micrófonos incorporados. La calidad del micrófono ha mejorado con los años. Los omnidireccionales, que graban desde cualquier dirección alrededor de la cámara, se encuentran en la mayoría de las webcams de gama media y alta.

Logitech es una de las marcas en el mercado de videoconferencias que cumple con todos estos requisitos. Una empresa que, desde hace muchos años, se ha dedicado a desarrollar soluciones de webcams para oficinas en casa, privadas y espacios amplios donde se desarrollan conferencias de gran escala.

Una de esas soluciones es la cámara web BCC950, un modelo para un solo individuo o grupos pequeños que añade un gran valor a cualquier reunión de trabajo o videollamada. Se presenta con un diseño todo-en-uno, fácil de conectar e instalar, con manos libres full dúplex y calidad de video en HD con funciones robotizadas.

Soluciones tecnológicas como esta ayudan a superar desafíos y permitir que el teletrabajo se desarrolle con eficiencia y simplicidad para los empleados.

Imagen: Depositphotos.