Copiar enlace

El posicionamiento de marca es considerado como un elemento central en el éxito y permanencia de cualquier negocio dentro del mercado, en Chile o cualquier otro país del mundo. Por eso, debe ser uno de los primeros puntos a trabajar desde el área de marketing.

Ahora bien, aún hay empresas que no conocen el término; por ende, resulta prudente presentarles cuáles son sus beneficios y los pasos que se deben seguir para implementarlo de manera correcta.

Definición y ventajas del posicionamiento en marketing

Philip Kotler, considerado el padre del marketing, definió el posicionamiento como el proceso de desarrollo y presentación de la oferta comercial de la compañía con el foco de ocupar un lugar importante en la mente de los consumidores.

A diferencia del reconocimiento de marca, toma en consideración los siguientes factores: el nivel de ventas, la cuota de mercado, la frecuencia de uso de los productos o servicios, la valoración positiva de los clientes y el liderazgo en general.

Una estrategia de este estilo, desarrollada con éxito, es capaz de generar los siguientes beneficios:

  • Incremento de ventas; debido a que la oferta comercial siempre estará en la mente de los usuarios, motivándolos a adquirir artículos o soluciones de forma constante.
  • Mayor reconocimiento y visibilidad de marca, bien sea a través de su logo, colores o mensaje.
  • Autoridad en el mercado; lo que, en consecuencia, permite construir audiencias más allá de los clientes.
  • Credibilidad y mejor imagen.

Cinco clave para implementar el posicionamiento en marketing

Los expertos coinciden en que las organizaciones que deseen apostar por el posicionamiento deben trabajar sobre los siguientes puntos:

  • 1. Realizar una investigación de mercado

Elaborar encuestas o estudios permite conocer qué es lo que realmente quieren los clientes. Éstos podrían desarrollarse a través de las redes sociales más populares: Facebook, Twitter e Instagram.

  • 2. Visualizar y tomar en cuenta a la competencia

Hay que destinar esfuerzos en conocer los productos o servicios que ofrece la competencia y en qué se encuentra trabajando actualmente (avances, renovaciones, nuevas ofertas). Aunado a esto, tratar de adivinar las estrategias que están utilizando y por qué son tan efectivas.

  • 3. Conectar con los consumidores por medio de valores y percepciones

Un gran porcentaje de los consumidores adquieren productos o servicios en función a la conexión que sientan con la marca que los comercializan. Por ejemplo, una persona que quiera contribuir positivamente con el medio ambiente tratará de buscar alguna empresa que apueste por el reciclaje, invierta en vehículos eléctricos o apoye alguna causa importante al respecto.

  • 4. Agregar valor a la estrategia

En este punto, se insta a las organizaciones a poner en marcha una estrategia de marketing de contenidos. ¿Por qué? Porque cuando se comparten publicaciones que educan, cautivan e informan, los usuarios se sienten importantes, tomados en cuenta y dispuestos a ser parte de su comunidad.

  • 5. Reforzar las cualidades diferenciadoras

Además de trabajar en los puntos anteriores, la firma debe tener un tono de voz único y característico; que le permita construir una esencia que conecte con el cliente de forma inmediata.

Imagen: Freepik

Escribir comentario

¡Mantente al día!