Copiar enlace

En el vasto y complejo mundo del marketing, existe una serie de conceptos básicos que todo emprendedor o líder empresarial debe conocer a profundidad antes de poner en marcha cualquier estrategia, independientemente del objetivo que quiera lograr con ella: llegar a más consumidores, mantenerse competitivo en un mercado cada vez más exigente o simplemente sobrevivir otro año de pie. En este post vamos a repasar uno de los más fundamentales: el lead.

Qué es un lead en el contexto del marketing

En el contexto del marketing, el lead podría definirse como un cliente potencial de la marca; debido a que con anterioridad demostró interés en adquirir su producto o servicio y dejó a disposición de ésta sus datos personales para recibir una oferta o material valioso a futuro.

Captarle resulta fundamental para el éxito de cualquier negocio, particularmente cuando presenta bajas tasas de conversión para soluciones digitales. ¿Por qué? Mientras más consumidores potenciales se tenga a disposición, mayores serán las posibilidades de aumentar los resultados del mismo a medio y largo plazo.

Su clasificación

La clasificación de los leads se dicta conforme a las diferentes etapas del proceso de calificación:

  • Information-qualified leads (IQLs)

También conocidos como leads “fríos”. Se encuentran en una etapa inicial, puesto que aún no conocen suficiente información o datos sobre la empresa en cuestión.

La obligación de los especialistas en marketing es nutrirlos con textos escritos, videos, webinars, infografías, etc; para que se conviertan, un día, en leads de calidad.

  • Marketing-Qualified Leads (MQLs)

También conocidos como leads calificados. Éstos demuestren interés en algún producto o servicio que la marca ofrece, pero aún no se encuentran listos para comprar.

Por eso, es necesario que reciban información pertinente o atención priorizada por parte del equipo de marketing de ventas. Así, finalmente, tomarán una decisión.

  • Sales-Qualified Leads (SQLs)

Estos suelen ser considerados como prospectos y están a punto de convertirse en clientes, puesto que muestran un interés inmediato por comprar.

La sugerencia es que el equipo de marketing no actúe o ejecute alguna acción, para no saturarlos.

Algunas estrategias para generar leads adecuadamente

  • Construir un blog

Contar con un blog puede atraer a usuarios calificados y, en consecuencia, generar leads. El mismo debe trabajar de manera eficiente el SEO para generar mucho tráfico orgánico; además de tener banners con CTAs relacionados a los temas en cuestión.

  • Páginas web interactivas

Los contenidos interactivos generan datos valiosos sobre el comportamiento de los usuarios, que pueden servir para construir estrategias bastante efectivas.

Entre los tipos de contenidos interactivos más populares en páginas web, destacan: las calculadoras, las infografías, los ebooks, los mapas, los cuestionarios y los landing pages.

  • Email marketing

Por medio del correo electrónico se le puede presentar o recordar a los consumidores sobre la existencia de una marca. De hecho, el email marketing puede conseguir los siguientes beneficios: generar nuevos usuarios o clientes, fidelizar a quienes ya compran en la firma, generar o comprobar las ventas, dar a conocer promociones u eventos, entre otras finalidades.

Hay que hacer prueba para definir cuáles son los días y horarios adecuados para los envíos. La idea no es atosigar a las personas.

Imagen: Freepik

Escribir comentario

¡Mantente al día!