Copiar enlace

A casi dos años de haber entrado en vigencia, el Reglamento de Comercio Electrónico sigue generando interrogantes; más particularmente entre las empresas que apenas empiezan a operar dentro del sector en Chile. Lo cual resulta ser motivo suficiente para entender tanto el contexto en el que se desarrolló como las disposiciones que establece para garantizar un estándar de calidad e interacción con los consumidores.

Reglamento de Comercio Electrónico en Chile

La pandemia de coronavirus aceleró la adopción del comercio electrónico. Y, con dicho crecimiento, surgieron nuevos desafíos de cara a los empresas, sobre todo en torno a la protección de los consumidores y la transparencia de sus transacciones.

En ese contexto, el 23 de septiembre de 2021 se publicó el Reglamento de Comercio Electrónico en el Diario Oficial de Chile, dictado por el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo. Y tras cumplir con la tramitación pertinente, entró en vigencia el 24 de marzo del 2022.

Algunas disposiciones que establece el documento

  • Precios y características de los productos o servicios

Las compañías tienen la obligación de informar sobre el precio total de los productos o servicios que le ofrecen a los consumidores. Además de detallar, de forma clara, sus características; como por ejemplo: tamaños y dimensiones, colores disponibles, materiales con los que fueron elaborados, restricciones de uso, etc.

  • Despachos

Al igual que en el punto anterior, se debe informar sobre el costo total del despacho o entrega, de forma desglosada. Es decir, poner a disposición de los clientes la fecha en que los artículos comprados estarán disponibles para su retiro; o el rango de tiempo que tardará su entrega (especificando si se trata de días hábiles o corridos).

  • Stock

Será indispensable que las marcas comuniquen, con precisión certera, sobre la disponibilidad o cantidad exacta de los productos o servicios que se tienen a disposición del público. Esto bajo el objetivo de finalizar la anulación de venta por falta de stock.

  • Derecho a retracto

Los comercios deben brindarle a los consumidores la oportunidad de arrepentirse de compras electrónicas, telefónicas, por catálogo que no cumplan con sus expectativas. El tiempo para hacerlo debe ser dentro de los 10 días siguientes tras su adquisición.

Vale destacar que las compras presenciales en que los clientes no tuvieron acceso directo a los artículos entran dentro de esta excepción. Pueden aplicar al cambio de los mismos o solicitar la devolución del dinero invertido.

  • Contactabilidad

Por último, tienen la obligación de tener una vía de contacto activa, para que los consumidores puedan resolver inquietudes o inconvenientes con el personal del negocio en cuestión.

¿Qué organismo se encarga de revisar que se cumplan las reglas?

El Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) se encuentra en constante monitoreo sobre las marcas que operan en el país para garantizar el cumplimiento de las disposiciones establecidas con anterioridad y tomar acciones que correspondan en caso de irregularidades (con multas de hasta 300 UTM, lo que equivale a más de 16 millones de pesos).

Para presentar un reclamo ante este organismo, se puede ingresar su portal de consumidor, llamar gratuitamente al 800-700-100 o acudir a cualquiera de sus oficinas con atención al público.

Imagen: captura vía Sernac

Escribir comentario

¡Mantente al día!