Facebooktwitterlinkedin

Hace apenas unos días que Elon Musk tomaba los mandos de Twitter, pero no ha tardado en comenzar a aplicar cambios. Los primeros fueron los despidos de varias figuras relevantes en la compañía: Parag Agrawal, presidente ejecutivo de Twitter, a Ned Segal, director financiero, y a Vijaya Gadde, jefa de políticas y asuntos legales. Y, ahora, ha anunciado un nuevo giro que afectará a los usuarios, concretamente a los de Twitter Blue.

El plan de Musk es aumentar el precio actual de Twitter Blue (4,99$), dando como resultado una suscripción de 19,99$ que permitirá verificar a los usuarios. Eso sí, quienes ya cuenten con un perfil verificado deberán suscribirse a este servicio en un plazo de 90 días si no quieren perder su sello azul.

La verificación de pago en Twitter Blue, un pronóstico autocumplido

Meses atrás, Musk ya había adelantado algunos detalles acerca de cómo sería el futuro de la red social en cuanto se hiciese con ella. Entre las nuevas posibilidades que traería consigo la era post-Musk en Twitter se encontraba el añadir la verificación de perfiles a los suscriptores de Twitter Blue, como un aval más de la autenticación de la cuenta.

Ahora, este pronóstico comienza a materializarse en una realidad, y lo hace bajo grandes presiones. El tecnomagnate está haciendo gala de su puño de hierro, ha marcado el 7 de noviembre como fecha límite para que esta nueva función esté lista y disponible. De no ser así quienes trabajan en este proyecto correrán el mismo destino que los 3 directivos antes mencionados y serán despedidos.

Así mismo, quienes ya parecen tener su destino sellado son varios ingenieros y gerentes de medios de la compañía. Musk ya anunció que comenzará a despedir a aquellos que no hayan contribuido a la base de código de Twitter recientemente. Recortes que comenzarían a ejecutarse esta semana.

Una nueva forma de buscar rendimiento para Twitter Blue

Tal y como se podía apreciar en la actualización de rendimiento del segundo trimestre de 2022,los ingresos de «suscripciones y otras», entre los que se enmarcan los de Twitter Blue, habían dejado bastante que desear. Estos tan solo fueron de 100 millones de dólares, lo que supuso un 36% menos que con respecto a años anteriores.

Ahora, la motivación que supone el conseguir o mantener la verificación de la cuenta supondría un nuevo impulso para este servicio. Aunque deberemos esperar, ya que esta medida puede no resultar del agrado de los usuarios, por lo que no debemos anticiparnos hasta conocer su acogida.

Imagen: Depositphotos