Copiar enlace

El Senado de EE.UU. ha aprobado un proyecto de ley que pone entre la espada y la pared a TikTok. Este se trata del último movimiento del gobierno estadounidense en contra de la red social china, motivado por sus preocupaciones relativas a la amenaza que esta puede suponer para la seguridad del país. TikTok deberá escoger entre ser vendida a propiedad estadounidense o ser prohibida en el país.

La Cámara de Representantes dio luz verde a este proyecto de ley el mes pasado, con 352 votos a favor y 65 en contra. Shou Zi Chew, CEO de TikTok, comparaba entonces la posible prohibición de la app con un ataque al derecho constitucional de los estadounidenses a la libre expresión.

TikTok deberá pasar a manos de una empresa estadounidense

Las tensiones entre el gobierno estadounidense y TikTok han ido en aumento en los últimos tiempos, desde el intento de Trump de prohibirla, hasta su veto en dispositivos del Gobierno Federal o la ley de prohibición aprobada en el estado de Montana. Pero, por relevantes que fuesen estas batallas, ninguna alcanza la magnitud de la situación actual.

El único paso que separa a este proyecto de ley de su tramitación efectiva es la firma del presidente de EE.UU., Joe Biden, quien ya ha revelado su intención de validar esta ley. Esto obligará a TikTok a vender su aplicación a una empresa estadounidense para desligarse así de China.

EE.UU. buscaría, de este modo, cortar de raíz sus temores por el manejo de la información de los usuarios por parte de la red social y por el uso de esta como herramienta de propaganda por parte del Partido Comunista Chino en un momento de tensión entre ambos países. Por su parte, TikTok ha negado reiteradamente su vinculación con el gobierno chino.

La alternativa que le quedaría a TikTok sería retirarse completamente del país. Así mismo, la plataforma dispondrá de un amplio plazo de 270 días (unos 9 meses) para acatar dicha ley, el cual podría extenderse hasta los 360 días.

En un vídeo, el CEO de TikTok, Shou Chew se mostró “decepcionado” y afirmó que esta ley es una “prohibición” de TikTok, pero también de los usuarios y su voz, y que seguirán luchando para defender los derechos de los usuarios en Estados Unidos. Además, explicó que la compañía ha invertido miles de millones de dólares en proteger los datos de los usuarios y mantener a la plataforma libre de cualquier manipulación.

 

Foto: generada a través de GPT4

Escribir comentario

¡Mantente al día!