Facebooktwitterlinkedin

«La captura de pantalla que aparece a continuación puede parecerse mucho a un tuit editado. Eso es porque lo es, y pronto podrías empezar a ver más en tu cronología». 

Con esta frase, Twitter abre un comunicado histórico en el que responde a una demanda (no menos histórica) de muchos de su usuarios: la edición de tuits. Aunque no esta función no está todavía disponible, el simple comunicado ya supone una novedad considerable, que llega pocos meses después de que Elon Musk la convirtiese en una de sus primeras medidas a tomar en su fallida conquista del poder en la red social.

Como explica la red social, «el botón de editar tuit está empezando a probarse internamente por el equipo y, durante las próximas semanas, la prueba se ampliará también a los suscriptores de Twitter Blue. Dado que se trata de la función más solicitada hasta la fecha, queríamos ponerte al día de nuestros progresos y avisarte que, aunque no estés en un grupo de prueba, todo el mundo podrá ver si un Tweet ha sido editado».

Media hora para editar un tuit

Editar tuits es una función que permite a las personas realizar cambios en su Tweet después de haberlo publicado. Así, los usuarios contarán con un breve periodo de tiempo para poder corregir errores tipográficos, añadir etiquetas, etc.

Para esta prueba, los Tweets podrán ser editados varias veces en los 30 minutos siguientes a su publicación. Los tuits editados aparecerán con un icono, una marca de tiempo y una etiqueta para que los lectores tengan claro que el Tweet original ha sido modificado. Al tocar la etiqueta, las personas accederán al historial de ediciones del Tweet, el cual incluye las versiones anteriores del mismo.

Twitter asegura que el límite de tiempo y el historial de versiones jugarán un papel importante aquí. Ayudarán a proteger la integridad de la conversación y crearán un registro accesible al público de lo que se dijo.

Por el momento el botón de editar tuit está en prueba con un grupo reducido de personas: la red social quiere que le ayude a identificar, aprender y mejorar la funcionalidad antes de compartirlo con el público. Esto incluye la forma en que la gente podría hacer un mal uso de la función. «Las pruebas son una parte muy importante del proceso, y estamos siendo lo más cuidadosos posibles», asegura Twitter.

«A finales de este mes, ampliaremos el acceso de la función de editar tuit a los suscriptores de Twitter Blue. Como parte de su suscripción, reciben acceso por adelantado a ciertas funciones y nos ayudan a probarlas antes de que lleguen a Twitter. Al principio, la prueba se realizará con los suscriptores en un solo país y se ampliará a medida que aprendamos y observemos cómo las personas utilizan el botón de editar tuit. También prestaremos mucha atención a la forma en que la función afecta a la manera en que la gente lee, escribe y participa en los editar tuit».

Escribir comentario