Facebooktwitterlinkedin

Xepelin apareció en el ecosistema fintech con un modelo de negocio innovador y disruptivo. Desde entonces, es mucho lo que se ha leído de la startup que se encamina a convertirse en el banco digital para empresas más grande de Latam. Con un nombre Inspirado en el grupo de rock británico Led Zeppelin, la empresa ya anota atípicos hitos en una empresa emergente: rondas de inversión serie A de US$230 millones y el récord de ser la fintech B2B de crecimiento más acelerado en América Latina.

La propuesta de Xepelin le permite un crecimiento del 30 % mensual

Detrás de Xepelin está en joven ingeniero Sebastián Kreis y su socio Nicolás de Camino, quienes comenzaron a darle forma a la startup en 2018. Sus años de preparación lo llevaron a crear un modelo negocio orientado a financiar pymes emergentes a través de un servicio disruptivo enfocado en la experiencia de usuario. Por ello, la empresa trabaja con una herramienta de riesgo capaz de evaluar una operación en segundos, lo que les permite financiar el mismo día a una microempresa y saltarse los eternos protocolos de las bancas tradicionales.

La rapidez y eficiencia de su gestión le ha hecho un nombre en el mercado, que ya los reconoce por su software financiero que no debe pagarse de primera instancia y por ofrecerle asesoría a las pymes sobre el correcto desarrollo de un plan de acción y el uso de herramientas necesarias para impulsar el negocio. Todo, sin costo adicional.

Con esta propuesta, Xepelin ganó presencia en Chile y, posteriormente, centró sus operaciones en México, proyectando su expansión a nuevos mercados. De acuerdo a su página web, ya trabaja con 5000 pymes y ha financiado más de USD$500 millones, lo que le permite crecer a un ritmo de 30 % mensual.

¿Cómo funciona esta fintech?

Toda la gestión de Xepelin se hace de forma digital y sin papeles. Para comenzar a utilizar el servicio, el usuario deberá crearse un perfil en la página web de la startup y, posteriormente, introducir su clave de Servicio de Impuestos Internos (SII). Una vez completado este paso, la pyme deberá elegir entre dos de sus productos: Financiamiento Directo o Pronto Pago.

El primero de ellos está destinado a empresas que necesitan financiar sus cuentas por cobrar, ofreciendo beneficios como: financiamiento inmediato, cotización y seguimiento en línea desde Xepelin y la posibilidad de no ceder sus facturas. Para efectuar esta solución, Xepelin retiene una garantía que será devuelta si el cliente de la pyme paga a tiempo.

En cuanto a la segunda opción, refiere a un tipo de financiamiento muy parecido al Financiamiento Directo, pero sin retención, responsabilidades legales o intereses por mora. Además ofrece un anticipo del 100 %. La responsabilidad queda entre Xepelin y el corporativo.

Con tales productos, no es de extrañarse que la empresa anote en su cartera de clientes a comercios con el potencial de Wom, Hites, Pacal, Multiexport, Fenix AS y CCU, para nombrar algunos.

Imagen cortesía de Freepik